La economía colombiana crecería 4,2 % en el 2015

El Gobierno prevé un déficit de 2,8% del PIB para el próximo año como consecuencia de la caída del petróleo y advierte que el fisco dejará de recibir $9 billones derivados de los hidrocarburos.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda y Crédito Público.

Archivo Portafolio

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda y Crédito Público.

Finanzas
POR:
diciembre 24 de 2014 - 12:03 a.m.
2014-12-24

Pese a que el Gobierno reconoció que el próximo año espera un déficit equivalente a un 2,8 por ciento del PIB ($22,97 billones), alimentado en parte por la descolgada mundial en las cotizaciones del petróleo, el presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, durante la presentación del Plan Financiero para el 2015, revelaron que la economía crecería un 4,2 por ciento el próximo año.

Durante el acto de sanción de la reforma tributaria que entrará en vigencia el próximo año, el presidente Santos aseguró que el déficit estructural del Gobierno en el 2014 “será del 2,3 por ciento del PIB” y dejó claro que la Regla Fiscal “permite tener un poco más de déficit cuando la economía crece menos de su potencial”.

El jefe de Estado reiteró que pese al déficit esperado, no se necesitará un endeudamiento mayor debido a que en este año el Gobierno hizo operaciones para reducir las amortizaciones programadas y las necesidades de financiamiento.

Al referirse al déficit de 2,8 por ciento del 2015, Cárdenas señaló que un 2,2 por ciento corresponde a un faltante estructural y un 0,6 por ciento, a uno cíclico influenciado por la reducción de los precios petroleros. “El déficit total previsto era $19,39 billones”.

En cuanto a la caída de los precios del petróleo, las cuentas dentro del Plan Financiero indican que en el 2015 la cotización promedio por barril para Colombia sería de US$48 y que el fisco dejará de recibir $9 billones en ingresos petroleros.

Sin embargo, el ministro Cárdenas manifestó que Colombia tiene las herramientas necesarias para adaptarse a un nuevo escenario de precios del crudo.

La mitad del faltante petrolero ($4,5 billones), según el Gobierno, serán cubiertos con los recursos provenientes de la reforma tributaria. “La otra mitad representará un mayor déficit, que será a su vez financiado con los recursos que liberan las menores amortizaciones de deuda pública para el próximo año”, explicó Santos.

Dentro de los supuestos elaborados por el Ministerio de Hacienda, se estima que la tasa de cambio promedio para el próximo año será de $2.300 y que el PIB nominal ascenderá a $819,8 billones.

Cárdenas destacó que la Nación durante el próximo año tendrá un endeudamiento menor con los mercados de capitales –el cual equivaldrá a cerca de $1 billón–. Esto se justifica, según el ministro, en una buena ejecución de la estrategia del endeudamiento público y en las operaciones del manejo de la deuda.

Adicional a lo anterior, explicó el jefe de la cartera de las finanzas, el Plan Financiero tiene contemplado emitir Títulos de Tesorería (TES) por $31,7 billones de los cuales $22,6 billones se colocarán a través de subastas.

En materia de fuentes de financiamiento, el documento del Ministerio resalta que estas llegarán a US$5.100 el próximo año. A este monto, dijo Cárdenas, se suman US$1.000 millones de prefinanciamiento.

“De este modo, se contemplan emisiones por US$2.500 millones a través de bonos en los mercados internacionales y US$2.600 millones con desembolsos de la banca multilateral”, dice el Plan.

“El déficit del 2,8 por ciento se tenía previsto. Los riesgos están para el 2016 porque la Regla Fiscal puede obligar a una reducción del 2,5 por ciento en el déficit. Ahí sí el ajuste sería más fuerte”, comentó el director de Estudios Económicos de la firma Credicorp Capital, Daniel Velandia Ocampo.

Una de las buenas noticias de las cuentas que hace el Ejecutivo, dijo, es que no hay un mayor endeudamiento para el 2015. “El principal riesgo era que dijeran que iban a emitir más TES, pero eso no sucedió. Además, el Gobierno se anticipó a esas presiones de deuda”.

Y aunque las cuentas petroleras del ministro Cárdenas ponen el barril de crudo en US$48 para el próximo año, el analista cree que esta previsión es conservadora y a su vez, positiva.

EL 2015 SERÁ EL AÑO DE LA INDUSTRIA

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, dijo que dentro del pronóstico de crecimiento de 4,2 por ciento para el próximo año se espera que la industria tenga un repunte del 4 por ciento. “Es una recuperación importante para el sector y se prevé una dinámica de la construcción”.

Además, el jefe de la cartera estimó que en el 2015 se espera un buen dinamismo del sector minero-energético, el cual crecería 4,2 por ciento.

Dentro de las proyecciones, Cárdenas comentó que por el lado de la demanda es importante destacar que “los hogares serán una fuente importante del dinamismo”. A estos, dijo, se sumará un repunte de las exportaciones.

hecsan@eltiempo.com