Economía colombiana, con riesgo mínimo: FMI

En el documento de aprobación del crédito el organismo presenta diferentes escenarios en los que se puede mover el país y hace énfasis en la disponibilidad de dólares.

POR:
mayo 21 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-21

El convencimiento de los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) con respecto a que por causa de la crisis internacional Colombia podría tener problemas para financiar sus necesidades externas este año y el próximo, los llevó a aceptar la solicitud del Gobierno de darle una especie de seguro por cerca de 10.500 millones de dólares.

Según los cálculos del organismo, el déficit de cuenta corriente de Colombia pasará de representar 2,8 por ciento del PIB en el 2008 a ser el 3,9 por ciento este año, lo que implica que cada vez será mayor la diferencia entre los dólares que ingresan por exportaciones y remesas y los que salen para el pago de importaciones y servicios.

Esto, según el FMI, se producirá por una caída de 30 por ciento en las exportaciones (como consecuencia de menores precios de los productos que se venden en el exterior) y de 17 por ciento en las remesas. Si bien este hueco no será tan grande porque también bajan las importaciones, a causa de menor demanda interna y la devaluación del peso frente al dólar, será más difícil de financiar, dado que tradicionalmente cuando hay déficit de cuenta corriente se respalda con inversión extranjera y deuda, y de acuerdo con las estimaciones del FMI la inversión extranjera que llega a Colombia se va reducir este año 25 por ciento frente al 2008.

"Por eso el equipo del fondo considera que el riesgo de un deterioro en la balanza de pagos justifica el nivel de crédito requerido por Colombia", sostiene el documento a través del cual los analistas del organismo evaluaron la solicitud del Gobierno y que acaban de volver público.

Según sus cuentas, el país requerirá 20.000 millones de dólares para atender sus necesidades de financiamiento externo del 2009 y el 2010.

Si la crisis no empeora, ese dinero podrá ser financiado sin mayor problema y el Gobierno no tendría que hacer efectivo el cupo de crédito que le dio el FMI, pero si el ambiente externo se torna más adverso (por ejemplo si bajan más los precios de las materias primas, la inversión extranjera y se complica la posibilidad de renovar la deuda) al país le faltarían entre 6.000 y 8.000 millones de dólares para este año y el próximo.

Por eso en el fondo consideran que los 10.500 millones de dólares aprobados servirían para tapar ese hueco y otros que se deriven del comercio exterior.

Impacto en las finanzas del Fondo


Para tomar la decisión de prestarle a Colombia, en el FMI también calcularon qué tanto se afectarían sus finanzas en caso de que el país hiciera efectivo el crédito.

Si eso llegase a ocurrir, el país se convertiría en uno de los principales deudores del organismo internacional dado que los 10.500 millones de dólares aproximadamente, equivalen al 900 por ciento de la cuota de Colombia en el Fondo y es tres veces y medio más grande que cualquier crédito anterior otorgado por el organismo al país. Un nivel de exposición tan alto solo lo han excedido siete países en la historia del FMI.

Asimismo, el monto aprobado equivale al 5 por ciento del PIB colombiano, lo que implica que si se usa, el endeudamiento del país se elevaría en la misma proporción, situación que para los expertos del fondo sigue siendo manejable.

"En el momento pico del pago de esta deuda (entre el 2010 y el 2011) el dinero entregado a Colombia representaría el 18 por ciento de sus obligaciones externas totales, un poco menos de un cuarto de la deuda pública y casi un tercio de las reservas", estima en el informe.

Los técnicos de la entidad admiten que entregar los 10.500 millones de dólares reduciría la liquidez del fondo en la misma suma durante un año, pero consideran que lo podrían fondear en parte con sus propios recursos y en parte con un crédito que acordaron con Japón.

Pese a estas consideraciones, en el FMI piensan que es bajo el riesgo de que Colombia pida el dinero, pues por un lado las autoridades nacionales han insistido en que este préstamo es de carácter preventivo y que no planean usarlo y, por el otro, Colombia tiene un historial de ser buena paga.

Así ve el Fondo hoy a Colombia

- Pese a la mejora macroeconómica que ha tenido el país, las perspectivas de corto plazo están afectadas por la crisis global, razón por la que el FMI redujo su pronóstico de crecimiento para este año a cero por ciento.

- Espera un deterioro fiscal en el 2009 y el 2010, debido a que con una economía que va más lenta, es factible una caída de 4 por ciento en los ingresos del Gobierno frente a lo recaudado en el 2008.

- Es posible un aumento del endeudamiento público que llegaría a superar el 37 por ciento del PIB en el 2010 (tras estar en 19,3 por ciento en el 2008), para luego recuperar su tendencia descendente a medida que la economía mejora.

-Destaca el hecho de que la cuenta de capitales está dominada por flujos privados.

Una relación de varios años

Entre 1950 y 1970, Colombia tuvo una serie de acuerdos stand-by con el FMI y la última vez que los hizo efectivos fue en 1971, cuando adquirió una obligación que terminó de pagar al año siguiente.

Casi un cuarto de siglo después se vio obligado a firmar un nuevo acuerdo como consecuencia del deterioro económico que vivió entre 1998 y 1999. Esta vez fue un acuerdo por tres años y buscaba apoyar el programa de reformas del Gobierno.
 

Siga bajando para encontrar más contenido