Economía crecería 3,1 % este año, según Bancolombia

Además, prevé una moderación en el crecimiento de 2,8 % para 2016. La inflación terminaría por encima de 5 % este año y se moderaría a 3,7 % en 2016. Tasa de interés de Banrepública seguiría aumentando hasta 5,25 %.

Economía

Archivo / Portafolio

Economía

Finanzas
POR:
octubre 14 de 2015 - 05:24 p.m.
2015-10-14

El equipo de Investigaciones Económicas del Grupo Bancolombia publicó su informe anual de proyecciones económicas para el próximo año.

De acuerdo con la nueva información suministrada por la entidad, el pronóstico anterior de crecimiento para la economía colombiana tanto en 2015 como en 2016 estaba en 3,15 %. "Sin embargo, factores como la caída en los precios del petróleo, la moderación en la inversión y la baja en la expectativa de crecimiento de la demanda interna y externa (esto último por cuenta de un menor crecimiento de los socios comerciales) motivaron un ajuste de estas proyecciones", explica la entidad.

Para el presente año, se mantiene la expectativa de crecimiento en 3,1 %, pero para 2016 la conjugación de mayores riesgos a la baja llevó a un ajuste del pronóstico a 2,8 %.

Además, el nuevo escenario de precios del crudo podría llevar a que los niveles de inversión y gasto en el país se moderen, lo que implicaría una reducción en la tasa de crecimiento potencial de la economía, desde un rango de 4,3 % a 4,6 % observado en años recientes hasta un nuevo intervalo entre 3,6 % y 4,0 %.

PRECIOS DEL CRUDO

Bancolombia señala que después del fuerte descenso en el último año, el precio del petróleo ha fluctuado entre US$45 y US$50, "reflejando señales de estabilización".

No obstante, se espera que el reacomodo del mercado petrolero a la realidad actual de sobreproducción tome un tiempo considerable. "Esto llevará a que el precio de la referencia WTI pase de cotizarse a finales de este año en un nivel de US$48,5 a un promedio de US$54,4 en 2016 y de US$57,8 en 2017".

TASA DE CAMBIO

Si bien en 2015 habrá una devaluación cercana al 41 % respecto al dólar, esta se moderaría a 7,8 % en 2016.

Bancolombia mantiene la senda central de tasa de cambio en un promedio de $2.743 en 2015 y $3.056 en 2016.

"Se mantienen las estimaciones para el cierre del año en $2.960 y $3.130, respectivamente. Este es el reflejo de unos factores fundamentales, tanto globales como locales, que seguirán siendo consecuentes con un peso débil".

CONSUMO DE LOS HOGARES

Debido a los cambios recientes en la economía, los niveles de confianza de los consumidores se han moderado. "Como consecuencia, el consumo de los hogares crecería a un ritmo de 3 % este año y 2,8 % en 2016, tasas inferiores al 4,4 % que se presentó el año anterior".

A su vez, la demanda interna pasaría de crecer 3 % este año a 3,5 % el próximo, gracias al dinamismo de la inversión, promovida por los proyectos de infraestructura y los programas de vivienda del Gobierno Nacional.

LA INFLACIÓN

Los riesgos por cuenta del Fenómeno de El Niño, el traspaso de la depreciación del tipo de cambio sobre el costo de vida y el aumento de las expectativas de inflación "pueden hacer que el proceso de convergencia al rango meta tome más tiempo de lo previsto meses atrás".

Así, se espera que la inflación termine 2015 en 5,73 % y 2016 en 3,7 %.

LA POLÍTICA MONETARIA

Ante el aumento de las expectativas de inflación y de la inflación observada por encima del rango meta, se espera que el Emisor incremente las tasas de intervención en por lo menos 50 puntos básicos hasta un nivel de 5,25 % antes de finalizar 2015.

"La razón estaría asociada al deterioro de las expectativas del costo de vida en el corto y mediano plazo en medio de una desaceleración de la actividad productiva. En el segundo semestre de 2016, una vez disipados los riesgos inflacionarios, la tasa de referencia se reduciría hasta un nivel de 4,5 %".

EL MERCADO LABORAL

Con un menor ritmo de crecimiento económico, la creación de empleo en el país podría desacelerarse. Los resultados del mercado laboral en agosto sugieren que la población desocupada comienza a crecer a un ritmo superior al de los ocupados, lo cual presionará el desempleo a nivel urbano y nacional a tasas superiores a las observadas en 2014.

"Por lo anterior, se prevé que la tasa en 2015 y 2016 se ubique en 9,2 % y 9,4 % a nivel urbano, y en 8,5 % y 8,9 % en el ámbito nacional, respectivamente".