La economía del país creció 4,6 % en 2014

El crecimiento perdió su ritmo. Según el Dane, el PIB avanzó 3,5 % en el cuarto trimestre. Los resultados no cumplieron la cifra esperada por el mercado. Analistas se mostraron decepcionados por el comportamiento del sector de obras civiles en el último trimestre del año.

Construcción

Archivo particular

Construcción

Finanzas
POR:
marzo 17 de 2015 - 04:07 p.m.
2015-03-17

El Dane informó que el Producto Interno Bruto (PIB) para el 2014 presentó un crecimiento de 4,6 % frente al mismo periodo de 2013 y de 3,5 % para el cuarto trimestre de 2014, 0,5 % menos que el del tercer trimestre del año pasado.

El cuarto trimestre fue el más flojo del año, pues el crecimiento del 3,5 % mostró una desaceleración de la economía colombiana que creció un 6,4 % en el primero, un 4,3 % en el segundo y un 4,2 % en el tercero.

Sin embargo, Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, resaltó que "el  crecimiento de la economía en 2014 estuvo a niveles muy en linea a la proyección del Gobierno".

El jefe de cartera sostuvo que  la economía nacional está en un proceso de transición en el que se está ajustando a una menor dependencia del sector minero-energético. Minhacienda sostuvo que los menores precios del petróleo ofrecen una oportunidad sectores como industria y exportaciones.

Por su parte, el director del Departamento Nacional de Planeación, Simón Gaviria, destaca que la cifra sitúa a Colombia como el país que más sigue creciendo en América Latina y defiende la proyección hecha por el Gobierno (4,7 %), pues dice que fue “seria y ajustada a la realidad”.

“El crecimiento ratifica el buen momento y la solidez de la economía colombiana. Las condiciones están dadas para seguir siendo ambiciosos en el objetivo de fortalecer un país más equitativo y con menos pobreza” destacó el director del DNP.

A través de su cuenta de Twitter, Mauricio Cárdenas resaltó que el resultado es el más alto de la región y el séptimo más elevado del mundo.

De acuerdo con estimativos del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía de América Latina creció 1,2 por ciento el año anterior, destacándose Colombia con una variación del 4,6 por ciento, Perú (2,4 por ciento) y Chile con una proyección de 1, 9 por ciento.

Economías como las de México crecieron 2,1 por ciento, la Unión Europea (2 por ciento), Estados Unidos (2,4 por ciento), cifras solo superadas por países como China e India que registraron crecimientos de 7,4 por ciento y 5,8 por ciento respectivamente.

ASÍ LE FUE A LOS SECTORES

El Dane reveló que la actividad con mayor crecimiento durante el año fue construcción con 9,9 %, seguido por servicios, actividades financieras e Inmobiliarias y comercio.

Mauricio Perfetti, director del Dane, explicó que “el buen desempeño de la construcción durante el año 2014 se explica principalmente por un crecimiento de 7,4 % en la construcción de edificaciones y de 12 % en obras civiles”.

Simón Gaviria destacó que el sector jalonador fue el de la construcción, especialmente por obras civiles que aumentaron en un 12 por ciento y edificaciones (7,4 por ciento), “gracias al programa de vivienda gratuita que adelanta el Gobierno y a la edificación residencial”, aseguró Gaviria.

"El 9,9 por ciento del PIB del sector constructor es una buena cifra, pero debe mejorar", dijo Andrés Arango, presidente de Ospinas & Cía., quien señaló que el alza de 7,4 por ciento en edificaciones y de 12 por ciento en obras civiles" dan cuenta de un sector que se convirtió en el consentido del Gobierno,  porque no solo impulsa proyectos de vivienda e infraestructura, sino que cumple una tarea importante: generar empleo".

Al respecto, Sandra Forero,  presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), recordó que el año pasado el sector sumó 1,4 millones de personas ocupadas. "Esto, sin contar los servicios inmobiliarios  que aportaron una cifra superior", añadió.

Durante la asamblea del gremio edificador que se realizó en Bogotá, hubo consenso en que los programas del Gobierno impulsarán, aún más,  las cifras.

Forero recordó que la proyección de Camacol le apuesta a un PIB sectorial de 9,7 por ciento este año.

Según el director del DNP, otro de los factores que influyó en el comportamiento del PIB fue el desempeño de las regiones, impulsado principalmente por las regalías que se concentró en la construcción de vías incluyendo las férreas y obras de ingeniería.

También pusieron su cuota otros sectores como los servicios financieros con una variación de 4,9 por ciento y los sociales (6,2 por ciento) en gastos de administración pública y de 4,5 por ciento en gastos en educación.

Por su parte, el sector cafetero creció un 10 por ciento en el 2014. Las flores registraron un incremento del 4,2 por ciento, caña de azúcar un 12,67 por ciento y el plátano 5,2 por ciento, sumado a la confianza de la inversión extranjera.

Sobre el comportamiento de la industria -que creció un 0,2 por ciento en el 2014- Gaviria Muñoz se mostró optimista para este año al puntualizar que adicional a la recuperación de la tasa de cambio y al plan de choque que piensa lanzar el Gobierno, los industriales y agricultores tendrán una oportunidad para hacer más competitiva sus actividades con la búsqueda de nuevos mercados.

En cambio tuvo comportamiento negativo la explotación de minas y canteras (-0,2 %), resultado atribuido a la disminución del valor agregado de minerales metálicos (-8,4 %), y petróleo crudo y gas natural (-1,4%), que no alcanzaron a ser compensados por el aumento de la extracción de minerales no metálicos (10,6 %) y de carbón (3,6 %).

"La disminución en el valor agregado del grupo de petróleo se debió a la caída en la producción de crudo en 1,6 % en tanto que aumentó la de gas natural 1,5 %", explicó el Dane.

EL MERCADO ESTÁ DECEPCIONADO

Sin embargo, Camilo Silva, analista y socio de Valora Inversiones, se muestra decepcionado con el resultado, que fue menor al esperado por el mercado (4,7 %).

Según Silva, los resultados evidencian la afectación del petróleo, el no cumplimiento de la producción de minería en cuanto a carbón y el déficit de la balanza.  Camilo Silva asegura que esta tendencia también se va a ver para el primer trimestre de este año. 

Ángela González, analista de mercados locales del Banco de Bogotá, dice que esperaban un crecimiento del 4,7 %.  González puntualizó diciendo que el dato del cuarto tirmestre es "decepcionante".

Bancolombia también se mostró desanimada. La entidad emitió un análisis en el que dice que la cifra de 4,6 % estuvo por debajo de sus expectativas. No menor es su decepción frente a los resultados del cuarto trimestre del 2014. Según la entidad, el 3,5 % está por debajo en 50 puntos básicos a lo que proyectaban y en 40 puntos básicos al promedio de los analistas consultados por Bloomberg. 

Sergio Ferro, analista de Credicorp Capital, dice que lo que afectó los resultados del último trimestre no solo es responsabilidad del sector petrolero. El dato de construcción de obras civiles fue desalentador. Ferro añadió que desanima ver que el PIB no cumplió las expectativas del Gobierno ni del mercado.

Sergio Ferro asegura que, después de este dato, es poco probable que el Banco de la República suba las tasas de interés este mes.

LA CIFRA PARA EL 2015

Para este año, el ministro de Hacienda ratificó el pronóstico del Gobierno, que se ubica en 4,2 %.

El director del DNP aseguró que es una “proyección realista y sincera de acuerdo el entorno real fiscal y económico que tiene el país”.

Credicorp sigue esperando  un crecimiento del PIB de 3,7 % para 2015. Según la entidad, el crecimiento continuaría ubicándose por encima del promedio de la región.

Credicorp asegura que los principales riesgos que amenazan su pronóstico son un retraso en la reapertura de la refinería de Cartagena, un impacto más fuerte sobre la inversión que el inicialmente esperado como resultado de la reforma tributaria de 2014 y la depreciación del  peso colombiano, y un mayor impacto sobre la confianza del consumidor que el inicialmente esperado.

“Creemos que una reducción más fuerte de la esperada en la inversión (e incluso el consumo) implicaría a su vez una reducción en las importaciones reales, contrarrestando una proporción significativa del efecto de la menor inversión (o el consumo)”, aseguró la entidad.

La entidad anotó que para 2016 mantiene su pronóstico de crecimiento del PIB de 3,0 %, principalmente como resultado del necesario ajuste fiscal tras la estabilización del petróleo en niveles más bajos para el largo plazo.​