Ecopetrol y el poder del conocimiento

El éxito de la venta del 20 por ciento del capital accionario de Ecopetrol se medirá en el crecimiento que tenga la empresa bajo el nuevo esquema de gobierno corporativo. Si la estrategia es exitosa, la nueva participación de la Nación del 80 por ciento en el capital de la empresa tendrá un valor superior al 100 por ciento de su valor actual con la Nación como su único dueño.

POR:
agosto 10 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-10

De esa manera, todos deberíamos salir ganando incluyendo los trabajadores, ya que la empresa al valer más generará oportunidades de trabajo y podrá pagar todas sus obligaciones incluyendo las prestaciones laborales de su personal. Esta ha sido la senda recorrida por organizaciones exitosas como la brasileña Petrobrás y Sipetrol de Chile, cuyos ejemplos fueron mencionados hace algún tiempo en estas columnas cuando se habló de la conveniencia de vincular capital diferente del estatal a una empresa como Ecopetrol. Sin embargo, el éxito no es tan sencillo de alcanzar como se cree ni llegará tan automáticamente como se piensa por el sólo hecho de cambiarle de dueño a parte del capital de la primera empresa del país. La receta es ciertamente la adecuada, siempre que se concreten las ventajas que se han señalado en el debate público que ya se ha abierto sobre el tema. El sólo hecho de liberarse de las amarras del Estado desde el punto de vista de presupuesto y políticas de endeudamiento y manejar una organización como empresa de economía mixta más asociada a esquemas privados, plantea de hecho un conjunto de herramientas gerenciales, las cuales bien aplicadas, son condición necesaria más no suficiente del éxito, el cual sólo se logra con el poder del conocimiento. En la industria del petróleo, el conocimiento es la herramienta competitiva clave que diferencia las compañías exitosas de las que no lo son. Las primeras descubren reservas gracias al talento de sus geólogos e ingenieros de petróleos quienes, con las herramientas de tecnología adecuadas, generan escuelas de conocimiento gracias a las cuales es posible descubrir las riquezas de petróleo y gas del subsuelo. Las segundas, es decir las no exitosas, se limitan a administrar su portafolio de reservas o a comprar aquí o allá a medida que los recursos se lo permitan. Vale la pena recordar que Ecopetrol ha venido perdiendo muchos profesionales valiosos, preparados por la misma empresa, quienes han sido retirados bajo la motivación de reducir la nómina de trabajadores. Esto se agrava en la situación actual en la cual, precios altos del crudo le permiten a muchas compañías ofrecer salarios y condiciones laborales atractivas, mediante las cuales pueden llevarse a profesionales de la empresa con muchos conocimientos y experiencia y que están trabajando bajo condiciones de pago fáciles de superar. Y más aún cuando a precios del petróleo de 70 dólares/Bl o más, cualquier yacimiento viejo cuyo desarrollo hubiera sido inviable hace unos años en las épocas de precios bajos, de repente se convierte en una mina de oro a los niveles actuales de precio del llamado ‘oro negro’. Por eso desde ya debería adoptarse un esquema de remuneración de personal especializado de alta demanda en la industria petrolera, lejos de las ataduras de los sueldos del Estado, a fin de capturar el talento que se necesita para generar el conocimiento indispensable en una compañía petrolera competitiva a nivel internacional. A diferencia de otras compañías de servicios que se mencionan como exitosas en los procesos de vinculación de capital privado, en el petróleo la obtención de la materia prima es un hecho incierto el cual depende de una prospectividad que en los últimos años ha sido esquiva para el país, además de la característica de competencia y no de monopolio en que se desenvuelve la actividad petrolera. En aras de la brevedad que imponen estos artículos, hay que señalar que el poder del conocimiento no debe limitarse a las actividades de exploración y producción, sino que debe extenderse al llamado ‘downstream’ de la industria es decir refinación y transporte. No tiene sentido perder el conocimiento de experimentados profesionales de operación y mantenimiento de refinerías, oleoductos y poliductos en aras de reducir costos de personal. Las consecuencias de esto se reflejan tarde que temprano en los índices de seguridad, operación y confiabilidad de los sistemas. Como todo en la vida, en temas del conocimiento el asunto es cuestión de balance. La clave es alcanzar una adecuada transferencia del conocimiento de los más experimentados hacia aquellos cuyo aprendizaje aún no está del todo completo a fin de que nada se pierda. El direccionamiento estratégico es otra fuente de conocimiento esencial en el manejo de una empresa petrolera y además posible de adquirir cuando los miembros de una junta directiva combinan habilidades que les permiten entender la dimensión nacional e internacional del negocio petrolero. Involucrar desde ya a expertos de talla mundial como asesores, consejeros o por que no, miembros permanentes de una junta, le permitiría a Ecopetrol adentrarse en los intrincados laberintos de los negocios internacionales, en los criterios de manejo de riesgo y en la valoración de oportunidades de asociación o ‘joint ventures’ con otros actores del negocio. Es institucionalizar el manejo sistemático de evaluación de las oportunidades en el mundo exterior. Combinando la participación de accionistas que velen constantemente por el rendimiento de sus aportes, sin tantas barreras estatales al desempeño, con el direccionamiento estratégico y el talento adecuado, el éxito será más factible de alcanzar. La clave es el conocimiento, por cuanto la vida nos enseña que siempre el más competitivo y quien llega más lejos, es el que más sabe.Consultor privado "La clave es alcanzar una adecuada transferencia del conocimiento de los más experimentados”.

Siga bajando para encontrar más contenido