Ecopetrol rechaza acciones de la USO

El sindicato de trabajadores respondió que tras imponer acciones jurídicas "no encontraron respuestas favorables en los jueces lo que legitima nuestra lucha por las vías de la movilización y resistencia". Reclaman derecho de asociación.

Panorámica de la refinería de Barrancabermeja, perteneciente a Ecopetrol.

Archivo Portafolio

Panorámica de la refinería de Barrancabermeja, perteneciente a Ecopetrol.

Finanzas
POR:
abril 14 de 2015 - 05:59 p.m.
2015-04-14

En un comunicado, la Empresa afirma que respeta el derecho de asociación y el libre ejercicio de la actividad sindical, pero exige que no se afecte la operación ni la integridad de las personas y las instalaciones.

"Ecopetrol rechaza los hechos presentados el día de hoy (martes) en las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena, en el puerto de Coveñas y en la estación de Pozos Colorados (Santa Marta), donde algunos líderes de la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo (USO) violaron los procedimientos de acceso a las instalaciones, generando daños físicos y poniendo en riesgo la seguridad de los trabajadores".

El comunicado agrega que el ingreso de los líderes está permitido "siempre y cuando dichas visitas estén programadas, acaten los procedimientos de ingreso que les aplica a todos los trabajadores y no pongan en riesgo la seguridad de personas e instalaciones".

Agrega el reporte que la administración de Ecopetrol "tiene la voluntad de mantener abiertos los espacios de diálogo" con la USO en condiciones de normalidad laboral, "una vez los dirigentes que ingresaron irregularmente desalojen las instalaciones en forma pacífica".

"La actual coyuntura en la que el precio del petróleo ha caído dramáticamente obliga a todos aquellos interesados en que la empresa sea sostenible y siga generando valor para el país (Gobierno, trabajadores, accionistas, proveedores, contratistas y socios, entre otros) a trabajar de manera desinteresada y conjunta para hacerle frente a los enormes retos que conlleva dicha coyuntura".

La petrolera de mayoría estatal eclara que la producción y el suministro de combustibles al país se mantienen en condiciones normales. "Se tienen previstos los planes de contingencia que serán activados en caso de requerirse".

USO RECLAMA DERECHO A SINDICALIZACIÓN

De igiual manera, a través de un comunicado publico, la Unión Sindical Obrera, admitió el ingreso "por nuestros medios" a los sitios de trabajo correspondientes a Barrancabermeja, Cartagena, Coveñas y Pozos Colorados donde se encuentra concentrada la capacidad refinadora y exportadora del país, "con el propósito de demandar de la administración de Ecopetrol S.A., el Gobierno y las multinacionales del petróleo, respeto por el ejercicio del derecho de asociación, libertad sindical y el derecho de representación y participación en las decisiones que afectan a nuestros afiliados conforme lo señala la Constitución, las leyes colombianas y los tratados internacionales ratificados por Colombia".

La USO señala que se interpusieron acciones jurídicas "que no encontraron respuestas favorables en los jueces constitucionales lo que legitima nuestra lucha por las vías de la movilización y resistencia".

El Sindicato detalló que "Hace poco acudimos a un escenario de dialogo en el que el Gobierno nos pidió confianza, suspendimos las acciones de movilización y la administración de Ecopetrol le lanzó un petardo a ese escenario despidiendo a nuestro Vicepresidente, Edwin Palma Egea, el cual se suma a los procesos de levantamiento de fueros sindicales a Joaquín Padilla, Wilmer Hernández, las sanciones disciplinarias a Marlio Estrada y los despidos de trabajadores sindicalizados pertenecientes a las juntas directivas de la USO y la Federación".

Agrega el comunicado sindical que "Ecopetrol tiene que resolver la realización del Plan de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja (PMRB), la operación directa de Campo Rubiales, los derechos convencionales irrespetados, el relacionamiento con las comunidades, los derechos de los trabajadores directos y tercerizados y respetar a una organización sindical que acaba de cumplir 92 años".