Ecopetrol suspende operaciones en Tibú por dos atentados

Aun no es claro qué grupo guerrillero perpetuó los ataques.

Archivo Portafolioco

"¡No dinamiten las vías de los campesinos! ¡No más petróleo contaminando nuestros ríos!", enfatizó el presidente.

Finanzas
POR:
agosto 09 de 2014 - 04:12 p.m.
2014-08-09

La petrolera estatal colombiana suspendió las operaciones en su campo en el municipio de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, a raíz de dos ataques perpetrados contra su infraestructura la tarde del viernes. 

La producción del campo Tibú es de cerca de 1.800 barriles de petróleo por día, agregó Ecopetrol en un comunicado.

Según la compañía, el primer ataque fue registrado hacia las 4:40 p.m. en el pozo Tibú-50, "donde se realizaban operaciones de reacondicionamiento de pozos por parte de la empresa contratista Key Energy".

El segundo ocurrió casi una hora después "cuando hombres armados llegaron a la estación M-24, donde fueron activadas cargas explosivas en la estación de inyección de agua y en el área de tratamiento de fluidos".

"Ecopetrol rechaza atentados contra infraestructura petrolera en el campo Tibú Ecopetrol", manifestó la empresa en un comunicado en el que señala que esos ataques "pusieron en riesgo la vida de los trabajadores y de las comunidades vecinas".

Para enfrentar la situación, "la empresa activó el plan de contingencia" en la Gerencia de Operaciones de Desarrollo y Producción Catatumbo, la región donde está ubicado Tibú, una zona de fuerte presencia guerrillera.

Como medida preventiva, Ecopetrol suspendió las actividades en ese campo "de forma temporal hasta que se garanticen las condiciones de seguridad de los trabajadores" por parte de la Fuerza Pública que ayer mismo reforzó la vigilancia.

En la zona actúa principalmente el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que en las últimas décadas ha perpetrado numerosos ataques contra la infraestructura petrolera, pero también algunos frentes de las FARC.

El pasado jueves, en el discurso de investidura de su segundo mandato, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, advirtió a las FARC, con las que su Gobierno negocia en Cuba el fin del conflicto, que deben dejar de cometer atentados como los de las últimas semanas principalmente en el sur del país contra la infraestructura energética y de servicios.

"¡No dinamiten las vías de los campesinos! ¡No más pueblos sin luz o sin agua! ¡No más petróleo contaminando nuestros ríos!", enfatizó el presidente.

EFE