Ecopetrol toma el reto de buscar nuevas energías

Para diversificar la canasta energética colombiana e incursionar en el tema de los hidrocarburos no convencionales, Ecopetrol, en asocio con Colciencias, ha invertido más de 7.200 millones de pesos en estudios relacionados con energías renovables y biocombustibles que, con anterioridad, no se habían tenido en cuenta en el país.

POR:
enero 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-20

Este se constituye en un convenio con el cual se están realizando diversos proyectos en conjunto con grupos de investigadores de importantes universidades de Colombia, con el fin de buscar un valor agregado a los subproductos que se generan en los procesos que se realizan en Ecopetrol. Según Juan Carlos Cobos, líder de proyectos energéticos del Instituto Colombiano de Petróleos, esta sociedad tiene como objetivo desarrollar importantes avances tecnológicos en materia energética que el país necesita, no solo en el tema de las energías renovables o en hidrocarburos no convencionales, sino también en la búsqueda de una producción eficiente con biocombustibles y sus subproductos. Para ello, Ecopetrol ha aportando en cada uno de estos proyectos el 60 por ciento del total de la inversión y Colciencias el 40 por ciento. No obstante, hay que resaltar la participación de las universidades que están aportando no solo su infraestructura, sino también sus conocimientos. "Actualmente, se está trabajando en 10 proyectos, cinco de ellos ya se encuentran adelantados y los resultados se podrán tener en el primer trimestre de este año. Los restantes se tiene previsto iniciarlos este mes de enero", afirma Cobos. Las investigaciones La primera línea de estudios tiene que ver con energías renovables y son investigaciones en las que se busca reutilizar los materiales y residuos que se producen en Ecopetrol. Hasta el momento, se han adjudicado 2.500 millones de pesos para su realización. En ese sentido, el primer proyecto consiste en la posibilidad de utilizar un sistema de generación de energía eólica a pequeña escala en las instalaciones de Ecopetrol. Está claro, añade Cobos, que la compañía no quiere entrar a ser parte de las empresas generadoras o transmisoras de energía, sino quiere que se reduzcan los costos de consumo de energía dentro de la empresa y así colaborar con el medio ambiente. Actualmente, este estudio se encuentra a cargo de la Universidad Pontificia Bolivariana y se han invertido cerca de 240 millones de pesos. Ya se realizó una prueba piloto en la zona de Coveñas y en el periodo de enero a marzo se tendría la evaluación técnica y financiera para saber si el proyecto es rentable o no. No obstante, como una forma de darles un valor agregado a los residuos que contaminan al medio ambiente, actualmente, la Universidad Nacional se encuentra realizando un análisis a las características que puede tener el Coque, un carbón que queda del proceso de refinación del petróleo, para ser utilizado en los carbones que se utiliza en el sector siderúrgico. Igualmente, con este carbón, la Corporación para la Investigación y Desarrollo en Asfaltos en el Sector Transporte e Industrial (Corasfaltos) busca desarrollar un producto con las cenizas de este para que sea aprovechado en la producción de un aditivo para las mezclas que se utilizarían en la producción de asfalto. Su costo llega a los 334 millones de pesos. Por otro lado, la Universidad Eafit tiene en su manos el análisis y la valoración del potencial nacional en explotación de hidrocarburos no convencionales como Oil Shale, Tar Sands y Oil & Gas, entre otros, el cual costará 600 millones de pesos. Al finalizar los anteriores estudios, Ecopetrol escogerá los dos más opcionados para realizar un segundo desembolso y continuar su desarrollo. Otros proyectos en estudioEn la línea de los biocombustibles, Ecopetrol invirtirá cerca de 4.700 millones de pesos en el que se pueden resaltar proyectos como el de generar biocombustibles mediante cultivos distintos a la palma de aceite, al manejar genéticamente otras plantas y mejorar las prácticas agronómicas mínimas apropiadas para vegetales. Un ejemplo de ello es lo que Corpoica está realizando con la jatropha, una planta de la cual se puede generar biodisel. Así mismo, se prevé realizar investigaciones con todo lo que tiene que ver con la búsqueda del valor nutricional de la glicerina y de los otros subproductos que se generan en el proceso de la fabricación de biodiesel, principalmente, para la alimentación de aves y cerdos. De otro lado, Ecopetrol y su filial Bioenergy, con la ayuda de la Universidad Nacional, realizarán una investigación que consiste en estudiar varias cepas de la caña de azúcar para identificar cuáles de ellas tienen mayor potencial de etanol, y así obtener un mayor incremento en la producción de este producto para la próxima planta de alcohol carburante que se construye en la población de Puerto López (Meta). Así mismo, quieren ampliar los conocimientos y las aplicaciones que tienen los subproductos del bioetanol, como el fusel, en la búsqueda de esteres, y de la utilización del aceite de fusel para encontrar acetato de amino que se utiliza en la industria de los cosméticos. LOPJUA

Siga bajando para encontrar más contenido