Ecuador le gana ‘round’ a la Oxy en órgano del BM

El Centro Internacional de Arreglo de Disputas de Inversiones (Ciadi), del Banco Mundial, rechazó un pedido de Occidental Petroleum (Oxy), para que se le devolvieran los campos que operaba en Ecuador tras la anulación de su contrato el 15 de mayo, informó Petroecuador.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 23 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-23

“La secretaría del Ciadi nos notificó el lunes que ha rechazado las medidas cautelares solicitadas por Occidental Petroleum (Oxy) en contra del Estado ecuatoriano, que básicamente consistían en la devolución de los pozos”, declaró el presidente de la estatal ecuatoriana, Galo Chiriboga. El directivo destacó que la decisión “deja sin sustento” los alegatos de la petrolera según los cuales sus bienes fueron confiscados, como también estima el gobierno estadounidense. “Esto nos da una idea de que vamos bien por un proceso en el cual el Estado ecuatoriano hará su mejor esfuerzo para evidenciar ante la comunidad nacional e internacional que no fue una expropiación”, sostuvo Chiriboga. El presidente de Petroecuador insistió en que el Gobierno actuó apegado a la ley y que el caso se circunscribe al ámbito jurídico, al tiempo que descartó un arreglo amistoso. “Hay un cumplimiento contractual y con ello estamos diciendo que el contrato es ley para las partes”, expresó. El 15 de mayo Oxy debió transferir sus activos por disposición del ministerio ecuatoriano de Energía, tras ser anulado el contrato que le permitía producir 100.000 barriles diarios de crudo bajo la acusación de venta ilegal de acciones. La empresa estadounidense interpuso un arbitraje internacional aduciendo violaciones al contrato de participación y tratado de intervenciones, al tiempo que exige una indemnización de unos mil millones de dólares, según los abogados. Luego del fallo del Ciadi, Petroecuador esperará las acciones de Oxy para responder ante el tribunal de arbitraje. “Ya el tema de medidas cautelares queda superado, vamos a ver qué dice el Ciadi sobre el siguiente paso, que debe ser la designación de un árbitro”, comentó Chiriboga. Estimaciones del gobierno ecuatoriano dan cuenta de que mantener la operación del campo a los mismos niveles que la tenía Oxy requiere inversiones del orden de los 220,7 millones de dólares. Esa inversión involucra el bloque 15 y los campos unificados Edén-Yuturi y Limoncocha, que hasta mayo pasado estaban bajo control de la estadounidense Oxy. Recientemente en un comunicado Petroecuador indicaba que “148,7 millones de dólares se destinarán a los costos y gastos de operación y los restantes 72 millones de dólares serán para inversiones de producción”. Ecuador rescindió en mayo pasado el contrato con Occidental Petroleum por considerar que lo había violado al traspasar el 40 por ciento de sus acciones a la petrolera canadiense EnCana, que ahora pertenece al consorcio chino Andes Petroleum, sin haberlo comunicado al Estado. Oxy ha reclamado por la acción al interpretarla como una confiscación de bienes, extrema por parte del gobierno ecuatoriano. AFP MOTIVOS DE ESTADO El argumento de Ecuador desde que se iniciaron las diferencias por el contrato petrolero entre la multinacional y el Gobierno ha sido que la Oxy no puede radicar la competencia ante el Ciadi, dado que, conforme a las cláusulas del contrato firmado entre Petroecuador y Oxy, para este tipo de casos, es decir, cuando hay incumplimientos al contrato, la operación revierte al Estado, como aparece en los documentos del contrato. El petróleo es el principal producto de exportación de Ecuador y con los ingresos por sus ventas se financia alrededor del 35 por ciento del Presupuesto General del Estado.

Siga bajando para encontrar más contenido