EDITORIAL

EDITORIAL

POR:
noviembre 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-17

Rebajas de noviembreIncluso en un país acostumbrado a las rebajas, el caso de los vendedores de automóviles que los ofrecen a casi la mitad de su precio puede sonar extremo. Pero eso es lo que está sucediendo en Estados Unidos por cuenta de la profunda caída en la demanda de todo tipo de productos, pero especialmente de los que tienen cuatro ruedas. Así, hay concesionarios que decidieron recortarle 14.000 dólares al valor de una camioneta Ford F-150 ó 12.000 al de un Jeep nuevo, casi el 50 por ciento de su cotización inicial. La explicación es que la semi parálisis actual ha llevado a una inmensa acumulación de inventarios que también cuesta, particularmente en el caso de los modelos 2008. Por lo tanto, hay que hacer todo tipo de esfuerzos para desocupar vitrinas y darle campo a los que vienen de salir de las fábricas. La pregunta, sin embargo, es si tales tácticas funcionan. Por ahora, la respuesta es negativa, pues en octubre las ventas estadounidenses de vehículos cayeron 31,9 por ciento, hasta su nivel más bajo en 25 años. La situación no es mucho mejor en Europa en donde los compradores también han decidido cerrar sus billeteras, a pesar de que las ofertas en el Viejo Continente también son atractivas. Con razón la industria siente que los consumidores le pusieron el freno de mano.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido