Educación sobre cambio climático es el camino: Minambiente

El Ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo explica las metas para su segundo año de gestión. "La educación será clave para la meta que se ha planteado el Gobierno de reducir en 20 % las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030", señala.

Gabriel Vallejo, Ministro de Ambiente.

Portafolio

Gabriel Vallejo, Ministro de Ambiente.

Finanzas
POR:
agosto 09 de 2015 - 07:07 p.m.
2015-08-09

Hace un año, en una entrevista publicada en Portafolio, el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, confesaba que el tema que más lo trasnochaba era la delimitación del páramo de Santurbán.
En la actualidad, la situación social y económica en esa zona del país está lejos de declararse solucionada. Pero ya hay una delimitación en firme.
Ahora, el tema que más trasnocha a Vallejo es el de la educación ambiental: “Yo puedo declarar más áreas protegidas, conseguir más recursos, todo lo que quieran, pero mientras no cambiemos la relación que tenemos con el ambiente, todo lo que hagamos es en vano”, señala el funcionario.
Asegura que el componente de educación será clave para seguir la nueva meta que se ha planteado el Gobierno de reducir en un 20 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030.
Por eso todas las medidas implementadas por el Gobierno en materia ambiental apuntan a este objetivo. Desde los nuevos decretos contra la minería ilegal, hasta las estrategias para combatir el tráfico de fauna, flora y de madera; pasando por supuesto por la nueva ley que radicarán en el Congreso para combatir el cambio climático.
Los escenarios del Ideam indican que si el país sigue al ritmo de crecimiento al que va, sin tomar medidas serias contra el cambio climático, en el 2100 Colombia tendrá dos grados centígrados adicionales. Esto tendría un fuerte impacto en la agricultura, el turismo y la cotidianidad de las personas.
El proyecto de ley, que todavía está en construcción, dejará claras las metas sectoriales en materia de reducción de emisiones. De acuerdo con Vallejo, no se tratará de un cambio abrupto sino de reconversiones a diez años, tanto de la industria, como de otros sectores económicos como el agropecuario, transporte, vivienda, minas y energía.
“El cambio climático no es un tema exclusivamente ambiental, es un tema de competitividad, económico”, señaló.
Agregó que por eso su nueva obsesión es la educación ambiental, pues los pequeños cambios de los hábitos de los ciudadanos también ayudarán a revertir esta tendencia.
REFORMAS EN MARCHA

Con respecto a las CAR, ¿qué tanto riesgo ve usted de politización, considerando que vienen elecciones regionales?
Más que riesgo hay que tener muy claro cuál es la realidad del país desde el punto de vista político. Yo tengo de las corporaciones el mejor concepto de lo que están haciendo. El mensaje que yo les he dado ahora es que lo único que no podemos permitir que pase es que el proceso de construcción que hemos desarrollado conjuntamente se vea enlodado con escándalos sobre el proceso de selección y nombramiento de directores de las corporaciones, sería borrar con el codo lo que hicimos con la mano.
Pero después de un año al frente ¿cree que hace falta una reforma o hacer alunos ajustes?
Nosotros estamos haciendo reformas frente a las CAR muy importantes: uno de los grandes retos que tenemos es tecnificar los consejos directivo, por eso hicimos modificaciones, para que los representantes de las ONG y de los privados certifiquen que conocen y tienen experiencia en temas ambientales o sectoriales. Al mismo tiempo hay un decreto que definía el rol de las CAR frente al Gobierno, ese decreto está modificado y lo que va a decir es cuál es el tablero de control del Ministerio de Ambiente frente a las corporaciones, cualitativo y cuantitativo, eso lo presentaremos el próximo mes.
Y la relación entre áreas metropolitanas y corporaciones ¿cómo está funcionando?
Funciona bien en unas y en otras no tanto. Pero parte de lo que el Ministerio ha logrado es convertirse en un articulador de estas entidades y creo que es el rol más importante que podemos hacer.
¿En qué falló esta articulación cuando la CAM (Corporación Autónoma del Alto Magdalena) tomó la decisión de detener el llenado del embalse El Quimbo sin que la Anla se enterara?
Este Ministerio ha logrado tener legitimidad en términos de articulación.
Entonces en el tema de El Quimbo, donde el Ministerio no tendría nada que ver (en el buen sentido de la palabra), hoy está liderando la mesa de acuerdo de todos los actores en el proceso. Es un asunto complejo, y es el problema que surge cuando en un proyecto de esta envergadura se otorgan licencias por personas que ya no están, las interpretaciones que se pueden dar a los acuerdos pactados son muchas.
El Director de la CAM ha estado en desacuerdo con muchos temas de la Anla, pero de eso se trata la democracia ambiental, cada uno puede opinar, lo que no puede pasar es que quedemos en una guerra de quién va a ganar esto.