Educación para gastos y deudas

Aunque es innegable el papel de las expectativas sobre el desempeño de un país, así como los sentimientos sobre las decisiones económicas de las personas, la novedad en la psicología económica está en que esta ciencia, que ya ha producido dos premios Nobel, puede ser usada para educar financieramente.

POR:
mayo 04 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-04

Al menos eso es lo que está intentado hacer en Brasil la psicoanalista Vera Rita de Mello Ferreira, quien desarrolla un programa en colegios del vecino país, con el objetivo de enseñar a los estudiantes a ser mejores consumidores financieros. "Comúnmente nos encontramos con situaciones como que una persona quiere comprar algo caro, por ejemplo que cuesta 1.000 dólares, pero como desea mucho el bien, piensa que lo puede adquirir con tres cuotas de 333 dólares y, visto así, no sale tan caro, pero no se da cuenta de que igual va a pagar los mil dólares o incluso más", sostiene la experta, que participará entre mañana y el viernes en el primer Congreso de Protección al Consumidor Financiero y Educación Financiera de Asobancaria. La psicología afecta las decisiones de compra, pues a veces las personas adquieren bienes, en especial los caros, porque sienten que estos los van a hacer felices o les van a dar 'caché', y eso hace que sean irracionales a la hora de medir los costos frente a los beneficios. Menciona el caso de la compra de un carro que, para muchos, es un bien que, además de útil, puede ofrecer felicidad y por eso sólo miran el costo. Una vez lo han disfrutado, otras cosas ocupan su mente y, además del crédito, empiezan a caer en cuenta de los costos derivados. "La educación no pretende que los sentimientos asociados a los bienes se eliminen, pero sí que los costos asociados se tengan en cuenta", dice y añade que la clave está en diseñar programas que logren direccionar el sistema automático mental, con impulsos y emociones.helgon

Siga bajando para encontrar más contenido