En EE.UU., las firmas de lujo parecen inmunes a la crisis

Pese a la debilidad de la economía, crecen las ventas de marcas como Hermès y Louis Vuitton

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

Incluso cuando a muchos estadounidenses no les queda más remedio que apretarse el cinturón, el consumo en algunas categorías clave de los productos de lujo está siendo sorprendemente resistente. Esto destaca el progreso de la industria en sus esfuerzos por aumentar su alcance más allá de la flor y nata de los consumidores acaudalados y conquistar a las crecientes filas de nuevos ricos.

Los fabricantes de bienes de lujo reportaron en los últimos días que las ventas en Estados Unidos de joyería, relojes suizos y pañuelos franceses se mantienen fuertes. Parte de esta bonanza se debe a que muchas marcas han empezado a ofrecer algunos productos más económicos y a que muchos turistas
extranjeros tienen dinero para gastar gracias a la debilidad del dólar.

Además, cada vez más estadounidenses siguen derrochando en lo que perciben como bienes de lujo con grado de inversión.
Jordan Shapiro, un cazatalentos en Wall Street de 25 años, no está seguro de cuáles serán sus ingresos este año. Por eso ha decidido reconsiderar sus planes para una luna de miel de safari en África. Sin embargo, hace unas semanas tiró la casa por la ventana y se compró un reloj Omega por US$3.000 porque lo considera una inversión. "Espero que conserve o gane valor", dice.

La semana pasada, Hermès International SA anunció que sus ventas entre abril y junio tuvieron un salto de 10% en las Américas.

Compagnie Financière Richemont SA, propietaria de Cartier y Montblanc, reportó un incremento de 6% en sus ventas en la región durante el mismo período.

A su vez, las ventas de Burberry Group PLC escalaron 27%.
El ícono de la industria, LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SA, reportó ayer que sus ganancias netas para el primer semestre crecieron 7%, superando las expectativas de los analistas. La marca Louis Vuitton, fuente de casi la mitad de las ganancias del grupo, se muestra resistente ante el declive en el gasto del consumidor.

Sin embargo, algunos analistas advierten que el consumo podría enfriarse en el segundo semestre de este año a medida que las economías de EE.UU. y Europa sufren las consecuencias
de su desaceleración.

La Reserva Federal estima que el PIB de EE.UU. se expandirá entre 1% y 1,6% este año, y de 2% a 2,8% en 2009, pero advierte que sigue habiendo riesgos importantes que amenazan la salud de la economía. El Banco Central Europeo proyectó que la economía de la eurozona crecerá en torno al 1,8% este año y 1,5% el próximo. Los economistas predicen que estas cifras serán revisadas a la baja en el futuro.

Para compensar la debilidad en los mercados occidentales están los prósperos mercados emergentes, donde los nuevos ricos son motores clave de los ingresos de las marcas de lujo. En abril, el Fondo Monetario Internacional publicó cifras que estimaban el crecimiento del PIB de Rusia en un 6,8% este año y el de China en un 9,3%.

"Ahí tienen todo el dinero y lo están gastando", dice Brian Bethune, economista de Global Insight.

El año pasado, las ventas de bienes de lujo en EE.UU. representaron un tercio de estas ventas en todo el mundo, valoradas en US$233.040 millones, según la consultora Bain & Co. Sin embargo, el crecimiento en la región de Norteamérica vio un declive de 2% este año, frente al alza de 18% registrado en Asia-Pacífico y de 12% en Europa.

Los inversionistas parecen estar apostando a que el auge no durará. Las acciones de bienes de lujo cayeron 13% entre finales de mayo y principios de julio, según Savigny Partners LLP, una firma de consultoría con sede en Londres.

Aun así, no son sólo los ricos los que gastan. Algunos compradores de clase media están derrochando selectivamente en marcas de las más altas esferas del mercado que confieren estatus social. En Hermès, por ejemplo, los clientes "aspiracionales" siguieron comprando artículos pequeños, como mancornas, pañuelos, fragancias y corbatas, dice Robert Chávez, presidente ejecutivo de Hermès USA.

Siga bajando para encontrar más contenido