Efecto de la FED en bonos y en el dólar

Gobierno se apresuró a obtener más crédito en el exterior, mientras el dólar bajó 24 pesos durante la jornada.

Efecto de la FED en bonos y en el dólar

Archivo Portafolio.co

Efecto de la FED en bonos y en el dólar

POR:
septiembre 19 de 2013 - 02:57 p.m.
2013-09-19

El anuncio del miércoles de la Reserva Federal (FED, banco central de Estados Unidos) de mantener el estímulo monetario por ahora hizo bajar las tasas de interés en los mercados internacionales, lo que aprovechó Colombia para tomar ayer 1.600 millones de dólares prestados mediante la colocación de bonos.

Así mismo, por efecto del anuncio de la FED, el dólar bajó ayer 24 pesos, y se negoció en promedio a 1.887 pesos, por debajo de la referencia de 1.900 pesos por primera vez en el último mes.

Desde el pasado 5 de septiembre, cuando el dólar había estado es su valor más alto de 1.958 pesos, la moneda colombiana se ha revaluado un 4 por ciento. El peso mexicano lo ha hecho un 7 por ciento y el real brasileño, en un 11 por ciento.

Juan David Ballén, analista de la comisionista Alianza Valores, dice que el dólar puede bajar hasta los 1.965 pesos en los próximos días.

Durante los últimos años, Estados Unidos ha venido inyectando capital a la economía, y este se ha regado por los mercados emergentes, lo que ha producido una revaluación de las monedas de esos países.

En cuanto a los bonos colocados ayer, estos tienen un plazo de 10 años, y pagarán una tasa de interés del 4,168 por ciento, superior a la tasa de 2,718 por ciento de 1.000 millones de dólares en bonos colocados a comienzos del presente año.

Si bien no es la tasa más baja, sí es buena bajo el nuevo ciclo de desvalorización del mercado de renta fija, es decir, de encarecimiento en las tasas de financiamiento, por lo que salir en estos momentos a captar recursos ha sido una buena estrategia, dice Juan David Ballén, economista de la firma Alianza Valores.

Con los recursos obtenidos de esta nueva emisión en el exterior, 600 millones se utilizarán para el financiamiento de la presente vigencia, y los otros 1.000 millones constituirán prefinanciamiento del 2014.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que en principio la idea era colocar 1.000 millones de dólares, pero la demanda fue tanta que decidieron aumentarla en 600 millones de dólares.

No obstante, recordó que esos recursos se mantendrán en las cuentas de la Nación en el exterior y “serán usados en el pago de los compromisos de servicio de deuda externa y gastos en moneda extranjera, en consistencia con la política del Gobierno Nacional de no ejercer presión en el mercado cambiario”.

Los inversionistas estuvieron en capacidad de comprar hasta cuatro veces el monto ofrecido, toda vez que la demanda alcanzó los 6.300 millones de dólares. Los papeles quedaron en manos de compradores provenientes de Estados Unidos, Europa, Latinoamérica y Asia, informó Hacienda.

Siga bajando para encontrar más contenido