Elecciones no alterarán la calificación del país

Moody’s, que ayer mantuvo sin cambios la nota de Colombia, aseguró que así Uribe continúe como Presidente o si lo remplaza cualquiera de los candidatos, el modelo económico no está en riesgo.

Finanzas
POR:
febrero 16 de 2016 - 06:58 p.m.
2016-02-16

La posibilidad de un tercer período presidencial de Álvaro Uribe Vélez no debe afectar de manera significativa la perspectiva de la calificación soberana del país, como tampoco si lo reemplaza alguno de los candidatos para el cargo. Esta apreciación es de la agencia Moody’s, una de las calificadoras más estrictas con el país, que pese a advertir que la economía nacional ha mejorado bastante, sigue manteniendo la nota de Colombia por debajo del grado de inversión. Ayer la firma publicó su reporte anual sobre el país y en él sostuvo que a pesar del riesgo de debilitamiento institucional de un tercer mandato de Uribe (dada la experiencia de otras naciones latinoamericanas) y de un mayor gasto fiscal para conservar la popularidad, la larga tradición democrática de Colombia probablemente evitará dicha situación por su impacto severo sobre la institucionalidad y la gobernabilidad, tal como ha pasado en otros países con la misma calificación (que es de Ba1 en la escala de Moody’s). “Incluso la comparación con el funesto tercer mandato de Fujimori en Perú nos parece poco realista. Y la prueba está en que aún con niveles de popularidad coherentemente por encima del 60 por ciento, el presidente Uribe ha encontrado barreras en su apuesta reeleccionista, lo que es indicativo de una democracia fuerte. Pero más importante que eso, lo cierto es que una reelección improbablemente afectará la buena voluntad de pago de Colombia”, sostiene el informe. En efecto, lo que mide una calificación de riesgo soberano es la probabilidad de que un país no cumpla con sus obligaciones externas y eso tampoco lo pone en duda Moody’s en caso de que uno de los actuales candidatos llegue a reemplazar a Uribe. “La mayoría son bastante similares en la orientación política de Uribe (de centro derecha). Por ende un cambio en la actual política de seguridad no está previsto dado el inmenso éxito que ha tenido para reducir el alcance del conflicto guerrillero. Esto es clave para la confianza empresarial”, señala el documento. En general, Moody’s considera que el contexto político colombiano es estable. Evolución ante la crisis, clave Las calificadoras insisten en señalar las debilidades fiscales del país, como el principal impedimento. En Moody's dicen que antes de subir la nota, necesitan mirar si el deterioro fiscal previsto por la recesión se reversará, ya sea por recuperación o mayores esfuerzos de la política. WILABR