Electrificadoras regionales, activos a la mano para vías 4G

Solo aportarían dos billones de pesos, tres billones menos que lo que generaría la venta de Isagen.

Serían vendidas 5 electrificadoras.

Archivo Portafolio.co

Serían vendidas 5 electrificadoras.

POR:
mayo 05 de 2014 - 12:30 a.m.
2014-05-05

El pasado 25 de marzo, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo, sobre la medida cautelar del Consejo de Estado que paró la venta de Isagen, que “la Nación tiene más activos para enajenaciones y se podría pensar en convertirlos en carreteras que es lo que necesita el país”.

Desde entonces, Cárdenas no ha especificado públicamente cuáles serían esos activos a los cuales el Gobierno acudiría para ayudar a financiar la primera oleada de las carreteras de cuarta generación.

Tras un sondeo con analistas macroeconómicos y representantes del sector de infraestructura, los activos a los que referiría el ministro Cárdenas son algunas electrificadoras departamentales, entre otras, las de Caquetá, Huila, Boyacá, Meta y Nariño.

Clemente del Valle, presidente del Fondo de Desarrollo Nacional (FDN), entidad que canaliza los recursos para las vías 4G, ha dicho que el inicio de este megaproyecto vial requiere de 11 billones de pesos.

Sin embargo, Daniel Velandia, economista jefe para Colombia de Credicorp Capital, señala que ese plan financiero representaría máximo dos billones de pesos, lejos de los cinco billones que se recogerían tras una subasta de Isagen, de llegar a ser avalada su enajenación.

“Sabemos de la intención del Gobierno de vender electrificadoras, pero esa venta no sería comparable con el monto de Isagen”, afirma Velandia.

Es que ante la posibilidad de que se caiga la venta de la tercera generadora del país, está en riesgo la fuente de fondeo de corto plazo, es decir, la más importante de todo un plan que proyecta inversiones por 47 billones en los próximos seis años.

“Desde el punto de vista económico es favorable salir de activos no estratégicos, siempre y cuando el dinero sea para activos productivos o programas de mayor crecimiento económico”, dice Velandia. En este sentido, los miembros del alto Gobierno repiten que con la inversión en infraestructura la economía crecería punto y medio más.

El país requiere de carreteras, túneles y viaductos, y la tarea es revisar la relación costo-beneficio, para definir que estaría en primera línea.

LAS CUENTAS DEL GOBIERNO PARA PRIMERA OLEADA DE VÍAS

Para los 11 billones que requieren los nueve proyectos iniciales, las cuentas del Gobierno Nacional son: $ 5 billones de Isagen; $ 3 billones de los entes multilaterales (CAF, IFC), administrados por la FDN, y $ 3 billones que pondría el sector financiero, a través de créditos subordinados con plazos de hasta 18 y 20 años.

Los nueve proyectos iniciales son: cinco tramos de las Autopistas de la Prosperidad; la vía Mulalo-Loboguerrero; la Perimetral de Cundinamarca; la vía Giradot-Puerto Salgar y la autopista Barranquilla-Cartagena.

Siga bajando para encontrar más contenido