Elevados precios de energía eléctrica industrial preocupan a varios empresarios

Elevados precios de energía eléctrica industrial preocupan a varios empresarios

POR:
noviembre 13 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-13

Tanto es así que se convocó una reunión de urgencia en Medellín pues los sectores textil, de vidrio y cerámica, entre otros, han expresado que están perdiendo competitividad y no se descartó que algunas empresas pudieran salir del mercado.

Lo peor de todo es el temor de que esos mayores precios de la electricidad se trasladen al consumidor final, ya que el servicio es un costo importante dentro de muchos de estos procesos manufactureros.

De acuerdo con Daniel Romero, director de la Cámara de grandes Consumidores de Energía de la Andi, solamente el componente de generación de energía para la industria se ha incrementado este año más del 10 por ciento y en el último año lo hizo en 17 por ciento.

"Sabemos que no hay entrada de proyectos nuevos, no vemos competencia en el mercado que nos suministra la energía, el cual está dominado por unos pocos jugadores", dice el directivo, para quien la situación tiende a empeorar en los próximos meses porque comienzan a vencerse los contratos de suministro.

Para él es claro que un incremento desbordado en precio afecta la competitividad de muchas industrias. Según la Cámara, desde el 2002 a la fecha el precio de la energía se ha incrementado 13 por ciento anual. Mientras en octubre del 2006 el precio promedio del kilovatio/hora de generación en un contrato era de 70 pesos, en octubre del 2007 era de 100 pesos y en los nuevos contratos se están negociando a 110 pesos.

Estrechez en la oferta

Los generadores de energía, que son los que pactan los contratos con la industria para el suministro del servicio, si bien reconocen que ha habido unos ajustes, insistieron en que los mismos obedecen a razones de mercado y a la regulación del sector.

María Zulema Vélez, presidenta de Acolgén, el gremio que los representa, explicó que son varios los factores que han influido. El primero es el aumento en los precios del petróleo y el carbón, que dominaron la primera parte del año, lo cual hace más costosa la generación térmica.

Otra de las razones es la actual estrechez de la capacidad instalada para generar electricidad, aunque esta situación tiende a despejarse en el largo plazo con la entrada de nuevos proyectos para la década siguiente.

De la misma forma, Vélez explicó que se está presentando un problema de abastecimiento de gas que hace que los contratos para las plantas térmicas no estén siendo renovados por los productores. 

Siga bajando para encontrar más contenido