Cómo eliminar el Pico y Placa?

La implementación del Pico y Placa puede tener dos justificaciones: reducir la emisión de gases y disminuir la congestión. La medida tiene un efecto directo:

POR:
diciembre 05 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-05

al limitar el uso de automóviles se reduce la congestión; y uno indirecto: al obligar a la gente a usar otros medios de transporte la gente puede observar las ventajas de no utilizar el carro. El pico y placa ha sido objeto de varías críticas: se afirma que el número de automóviles por individuo ha crecido porque los usuarios de este tipo de trasporte consideran que el costo de no circular en automóvil es más alto que el de un segundo auto. Adicionalmente, si quienes compran un segundo carro son sensibles al precio, la demanda por automotores de segunda mano se ve estimulada por el Pico y Placa. De este modo, el número de carros en circulación no se reduce y, en cambio, se aumenta la edad promedio del parque automotor. Esto último contribuye a incrementar la emisión de gases contaminantes. No obstante, la eliminación del Pico y Placa puede generar problemas adicionales de congestión. Una vez suprimido el Pico y Placa, el segundo automóvil será redundante para muchos, de manera que la oferta de carros de segunda aumentará sensiblemente. En este escenario, el precio de los automóviles usados caerá significativamente y, probablemente, habrá una cantidad importante de nuevos usuarios de autos privados. La forma más directa de atacar los problemas para cuya solución fue implementado el Pico y Placa es incrementar el costo de circular en automóvil. Esto se puede logar incrementando el impuesto de rodamiento o el precio de la gasolina. Si el aumento en los costos no genera una reducción en el uso del automóvil, entonces ocasiona un aumento en los ingresos del gobierno distrital que puede ser destinado a mejorar la oferta de transporte público y a ampliar y renovar la malla vial de la ciudad. Los aumentos en el precio de la gasolina castigan menos a los carros más eficientes en el uso de combustibles, de manera que esta medida puede contribuir a reducir la emisión de gases contaminantes. Otra posibilidad es vender el derecho a no tener Pico y Placa. Mientras el costo de no tenerlo sea menor que el de un automóvil adicional, la gente preferirá pagar este derecho. Esta medida, puede parecer injusta, porque terminará afectando a los hogares de menos ingresos. No obstante, la situación actual no es menos injusta, puesto que los hogares más pudientes cuentan con más de un carro. Adicionalmente, la venta del derecho aumentaría el recaudo tributario. Finalmente, si se quiere estimular el uso consciente de medios de transporte, puede eximirse de la restricción a quienes circulen en automóviles con 3 o más pasajeros. Esta medida puede ser costosa en términos de control y no genera recaudo tributario, pero puede tener mejor acogida. hernando.zuleta@gmail.comhelgon

Siga bajando para encontrar más contenido