Embalses controlarán el agua para mitigar el riesgo

Después de que en marzo de este año el nivel de los embalses bajó hasta un 50 por ciento, debido a un anunciado fenómeno de El Niño, hoy en día alcanzan niveles del 84,34 por ciento, según la firma XM, que administra el mercado de energía mayorista.

POR:
noviembre 14 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-14

Fuentes consultadas en este sector, indicaron que a pesar del invierno, el nivel aún no representa riesgo porque así como está llegando más agua a las represas, igualmente esa agua se está usando en una mayor generación de energía eléctrica. Paralelo a ello, las principales centrales hidroeléctricas del país, a cargo de los mayores embalses, informaron a la ciudadanía que cualquier vertimiento de agua, se realiza siguiendo unos protocolos que buscan mitigar cualquier impacto. Aún así la situación más complicada se ha registrado en Antioquia. De acuerdo con información de Empresas Públicas de Medellín, la red de represas prácticamente se encuentra en su línea de rebose. Ayer había vertimientos, por caudales de agua en los embalses de Peñol-Guatapé, Playas y Riogrande I. Bajo control estaban los de Riogrande II, Troneras, Porce II. Para evitar riesgos aguas abajo de los vertederos y controlar eventuales crecientes, el sistema de Empresas Públicas de Medellín opera generando al máximo en algunas de sus centrales hidroeléctricas y regulando las descargas en las otras centrales del sistema. La presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía (Acolgén) María Zulema Vélez, dijo que si bien las lluvias han arreciado, en lo que se refiere a los vertimientos como tal, éstos no son alarmantes. Los vertimientos representan el agua que devuelven las represas a los ríos cuando abren las compuertas. Explicó que de los 150 gigavatios que al día componen la demanda de energía de Colombia, el porcentaje de vertimientos es de un 5 por ciento, lo cual es usual en esta época. Emgesa, la mayor generadora del país y que tiene bajo su operación los embalses del Guavio y Betania, explicó que en épocas de lluvia, tiene como objetivo operar sus embalses con cautela, minimizando los efectos que se puedan causar por la temporada invernal. Indicó que cuando los niveles del embalse alcanzan altos porcentajes y las predicciones metereológicas indican que pueden existir caudales sobrantes, se determina la necesidad de operar compuertas en forma anticipada y controlada. “Cuando Emgesa opera compuertas, tiene establecido un riguroso proceso de información con las autoridades pertinentes y los Comités Regionales y Locales de Emergencia, según las áreas de influencia, para minimizar los impactos que puedan tener los habitantes de las zonas”, señaló.

Siga bajando para encontrar más contenido