Emergencia ambiental por atentados a oleoductos

El atentado contra Caño Limón-Coveñas mantiene suspendido el transporte de 90.000 barriles de crudo.

Archivo Portafolio.co

Oleoducto

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 03 de 2011 - 01:26 a.m.
2011-05-03

Cuadrillas de trabajadores, tanto de Ecopetrol como de Petróleos del Norte, intentan, en dos puntos diferentes de El Catatumbo, contener los derrames de crudo que se registraron el pasado fin de semana, luego de dos atentados realizados por los grupos subversivos contra la infraestructura petrolera de la región.
 La primera acción terrorista ocurrió el sábado en la mañana contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, en el kilómetro 367 más 30 metros, ubicado en la vereda Campo Dos, jurisdicción de Tibú (Norte de Santander).
El atentado produjo la rotura del tubo, lo que provocó el derrame de crudo a una cañada que desemboca en el río Tibucito, afluente del río Tibú, razón por la cual Ecopetrol activó dos puntos de control, uno operativo y otro permanente, sobre el río Tibucito.
Tras un sobrevuelo realizado el domingo, personal designado por la petrolera estatal pudo observar que la mancha continuaba su recorrido por la corriente de agua, sin alcanzar aún los puntos de control.
La situación obligó al acueducto de Tibú a cerrar las bocatomas mientras es controlada la emergencia.
El incidente mantiene suspendido el transporte de 90.000 barriles de crudo por día, en el principal oleoducto del país, que este año ya ha sido blanco de tres ataques.
La segunda acción terrorista ocurrió el pasado domingo contra el oleoducto Río Zulia-Ayacucho, en el corregimiento Versalles, en zona rural de Tibú.
La coordinación general de Petróleos del Norte, empresa encargada del oleoducto, dijo que es el cuarto atentado que se registra este año contra esta estructura energética de la región, lo que ha originado pérdidas millonarias y daños al ecosistema.
Agregó que fueron ubicadas las barreras protectoras, a la altura del río Catatumbo, para evitar la extensión de la mancha de crudo sobre las fuentes hídricas. Por fortuna, el oleoducto no estaba en el proceso de bombeo. 

Siga bajando para encontrar más contenido