La emergencia en la frontera cuesta 12.000 millones de pesos

Esta cifra equivale solo a los gastos de la UNGRD, sin contar lo aportado por otras entidades gubernamentales. La atención fue integral, como nunca había sucedido, dijo Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo (UNGRD).

Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, dijo que la coordinación institucional fue esencial p

Archivo particular

Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, dijo que la coordinación institucional fue esencial p

Finanzas
POR:
octubre 02 de 2015 - 02:10 a.m.
2015-10-02

A 12.000 millones de pesos ascienden los gastos de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) en la atención de la crisis humanitaria en Norte de Santander y La Guajira, a raíz del cierre de la frontera por parte del gobierno venezolano, aseguró el director del organismo, Carlos Iván Márquez, en entrevista a Portafolio.

De estos, unos 10.300 millones de pesos han sido para la asistencia humanitaria de emergencia por el éxodo de unos 20.000 colombianos llegados desde el vecino país y 1.700 millones de pesos en logística, apuntó Márquez, al comentar que estos son gastos parciales, pues cada entidad del Estado también ha tenido que disponer de su presupuesto para atender la emergencia.

¿Los tomó por sorpresa esta crisis?

Sentíamos que habían posibilidades, pero no tan rápido y con esa gravedad. Se empezó a sentir el fervor del cierre el fin de semana del 22 de agosto y lo que más llamó la atención fue que cerraron la frontera con alambre de púas. Es un mensaje subliminal muy fuerte.

¿Cuándo se dieron cuenta de la gravedad?

Cuando vino el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, ese fin de semana y vio la situación real. El hecho de que la gente al otro lado del río estuviera sacando sus enseres reveló la gravedad.

¿Qué vio cuando llegó a Cúcuta?

Una situación muy grave y por eso pedimos activar la declaratoria de calamidad para Cúcuta y Villa del Rosario. Con esto se accionó todo el sistema gubernamental para atender una situación de crisis grande.

¿Por qué se decidió montar un puesto de mando unificado justo al lado del puente?

Porque aquí estaba lo delicado de la situación. Desde aquí se coordinó todo: planificación, tareas diarias de cada entidad o institución, soluciones inmediatas, atención a las personas, cruce de cifras, medios, etc.

¿Cómo fue la logística para atender a tantas personas en tan poco tiempo?

Por ordenes del presidente Juan Manuel Santos se dio una atención integral, como nunca antes. Además de hospedaje, alimentación y salud, que es lo primordial en estos casos, se les solucionaron problemas de identificación, como la cédula, la libreta militar, denuncia de atropellos, reencuentros, capacitación para empleo, puestos de trabajo, arriendos, educación para los niños, pasajes, trasteos, etc.

La UNGRD movilizó a 55 personas, más las personas que movieron las otras entidades, y trabajamos conjuntamente con 45 instituciones. Nos reuníamos todos los días a las 7 de la mañana y 5 de la tarde. Mirábamos lo del día anterior y se programaba lo de ese día entidad por entidad y así empezó a fluir todo. La clave de todo fue la coordinación interinstitucional. Trabajábamos de 16 a 18 horas diarias.

¿Se imaginaban un éxodo de tal magnitud?

Inicialmente pensábamos que iban a ser unas 10.000 personas y finalmente registramos más de 20.000. Pero hay que depurar el censo, porque en estos casos mucha gente se inscribe para recibir beneficios y eso es un delito. Una situación de estas no es para que la gente se aproveche.

¿Qué fue lo que más le impacto de toda esta situación?

Lo más lindo fue acompañar los reencuentros de familiares. Hubo un señor que decía que no pedía nada, sino volver a ver a su hijo nuevamente. La Cancillería lo logró y me impactó ver la expresión sincera de ambos. Un abrazo de amor como si pensaran que nunca se iban a volver a encontrar.

¿En qué condiciones se han ido las personas para otras regiones del país?

Salen entre 150 y 200 personas diariamente. Les damos transporte para ellos y los enseres, un paquete de ayuda alimentaria, kit de aseo, de cocina, cobijas, cobertores. Son recibidos en las otras ciudades por personal especializado, con oferta laboral y contrato de arrendamiento listos.

¿Cómo califica la actuación del gobierno venezolano con todo lo que pasó?

Es la equivocación más grande, desde el punto de vista humanitario, que ha cometido el presidente Nicolás Maduro. No tiene perdón ni justificación. Él tiene que ver a la gente no por lo que pueda ser, sino como seres humanos que hasta lo último merecen respeto.

¿Qué fallas hubo en la atención?

Hemos solucionado muchas cosas por el camino. Estamos conscientes que no fue perfecta y hay que mejorar algunas cosas pero creo que hemos cumplido en la atención de la emergencia.

MINISTROS BINACIONALES, A SANTA MARTA

Los ministros de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, y de Venezuela, general Vladimir Padrino, se reunirán hoy viernes en Santa Marta, en el Caribe colombiano, para tratar la crisis fronteriza bilateral que ya completa más de un mes.

Villegas y Padrino se encontrarán en la histórica Quinta de San Pedro Alejandrino, como habían acordado los dos gobiernos en una reunión de gabinetes que tuvo lugar el pasado 23 de septiembre en Caracas, informó en un comunicado el Ministerio de Defensa.

La cita había sido aplazada en dos ocasiones por la parte venezolana.

Pedro Vargas Núñez

Especial para Portafolio