Emirato árabe Abu Dhabi amplía su portafolio de inversiones en el mundo, debido a grandes ingresos petroleros | Finanzas | Economía | Portafolio

Emirato árabe Abu Dhabi amplía su portafolio de inversiones en el mundo, debido a grandes ingresos petroleros

La más rica monarquía petrolera de los siete países que integran los Emiratos Árabes Unidos está adquiriendo activos que van desde el fútbol y el cine hasta la arquitectura y el turismo.

POR:
septiembre 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-05

Pero el país también está interesado en crecer y multiplica las inversiones en el ámbito local, al punto de competir con Dubai, invirtiendo en proyectos monumentales como la torre más alta del mundo y tres islas artificiales con forma de palmeras.

Durante mucho tiempo a la sombra de su emirato vecino, Abu Dhabi se lanzó a hacer inversiones en todas las áreas tras la muerte de su soberano, el jeque Zayed ben Sultán al Nahyane, también fundador y primer presidente de los Emiratos, en noviembre de 2004.

Abu Dhabi apostó primero por la cultura y el turismo de alta gama, atrayendo, dinero de por medio, a la prestigiosa universidad francesa de La Sorbona, que en 2006 abrió una sede en Abu Dhabi, y luego el Museo del Louvre, que tiene previsto para 2012 la apertura del Louvre de Abu Dhabi.

También está proyectando un parque temático, dedicado a los estudios de la Warner Brothers. El emirato prepara además un Ferrari World, que a partir de 2009 tendrá un circuito de Fórmula 1y organizará el Gran Premio de F1.

El gobierno de Abu Dhabi no escatima en medios para que se hable del emirato. Una nueva compañía llamada Imagenation Abu Dhabi fue lanzada el miércoles pasado para invertir 1.000 millones de dólares en la producción de 40 películas en los próximos cinco años, en colaboración con las mayores empresas de Hollywood y Bollywood, para que el emirato se convierta en un bastión de la industria cinematográfica.

Esta iniciativa fue anunciada dos días después de que el emirato hiciera su entrada triunfal en el mundo del fútbol: el lunes pasado anunció la compra del Manchester City, que el mismo día fichó al brasileño Robinho, de 24 años, procedente del Real Madrid, por 61 millones de dólares.

La compra del Manchester fue hecha a nombre del Abu Dhabi United Group for Development and Investmen", un grupo de inversores privados dirigidos por el jeque Mansur ben Zayer Al Nahyane, ministro de Relaciones Presidenciales y hermano del jefe de Estado de los Emiratos.

El nuevo patrón del Manchester City, el multimillonario emiratí Sulaiman Al Fahim, que quiere convertirlo en el club más grande del mundo, afirmó inclusive el martes que estaba dispuesto a desembolsar hasta 165 millones de euros para fichar al portugués Cristiano Ronaldo, que juega en el Manchester United, el principal club de la ciudad.

La ambición parece ilimitada en este emirato, cuyo soberano, el jeque Jalifa Ben Zayed al Nahyane, también presidente de la federación, con una fortuna estimada en 23.000 millones de dólares, es el segundo soberano más rico del mundo, según una clasificación reciente de la revista estadounidense Forbes.

El principal fondo de inversiones soberano del emirato, Abu Dhabi Investment Authority (Adia), dotado con unos 875.000 millones de dólares, es el primero del mundo.

En noviembre de 2007 se convirtió en uno de los principales accionistas del banco estadouidense Citigroup, inyectando en esa entidad 7.500 millones de dólares tras la crisis de los créditos hipotecarios de riesgo.

A fines de septiembre de 2007, compró el 7,5 por ciento de Carlyle, uno de los mayores fondos de inversión estadounidenses, por 1.350 millones de dólares, e invirtió 500 millones en un fondo controlado por Carlyle, que al igual que Citigroup, fue seriamente golpeado por la crisis de las subprime.

Abu Dhabi también ha invertido en la electrónica. En noviembre, el emirato compró el 8,1 por ciento de AMD (Advanced Micro Devices), el número dos mundial de microprocesadores.
Julio

El fondo soberano de inversión del emirato de Abu Dhabi compró el 75 por ciento del emblemático rascacielos Chrysler de Nueva York por una cantidad que aún no ha sido rebelada, aunque varias fuentes la sitúan en 800 millones de dólares.

La portavoz de Prudential Financial, propietaria hasta ahora del 75 por ciento del rascacielos a través de una filial, Theresa Miller, confirmó que la compañía vendió el martes su participación en el edificio más emblemático de la ciudad, junto al Empire State Building.

Uno de los rascacielos más célebres y reconocibles del sky-line de Nueva York, el edificio Chrysler, ha sido adquirido por 511 millones de euros por un fondo de los Emiratos Árabes, el Abu Dhabi Investment., al TMW Real Estate y Tishman Speyer Properties, actuales propietarios.

El edificio, cuya característica más destacada es su aguja de acero, fue diseñado por William van Alen, el contratista William H. Reynolds y posteriormente se vendió a Walter P. Chrysler como sede para su compañía.

Esta torre mide 319 metros y está en el lado este de Manhattan, y fue brevemente el edificio más alto del mundo, ya que apenas un año después de ser erigido perdió su rango ante el Empire State. Su estilo es Art Deco y sus ornamentos imitan a los tapacubos que usaban entonces los automóviles Chrysler.

Siga bajando para encontrar más contenido