Emisor brasileño eleva sus cifras estimadas de inflación

Emisor brasileño eleva sus cifras estimadas de inflación

POR:
diciembre 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-23

Río de Janeiro/EFE. El Banco Central brasileño subió su proyección para la inflación de este año desde el 5 por ciento hasta el 5,9 por ciento y para 2011 desde el 4,6 por ciento hasta el 5 por ciento, según el Informe Trimestral de Inflación divulgado ayer. Las proyecciones del Banco Central para el índice oficial de precios fueron situadas en ambos años por encima del 4,5 por ciento, que es el centro de la meta del Gobierno, aunque la misma admite un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales. La inflación prevista tanto para 2010 como para 2011 igualmente supera el 4,31por ciento registrado en 2009. Según el Banco Central, tras el repunte en 2010 y 2011, la inflación anual volverá a situarse cerca al centro de la meta en 2012, para cuando se prevé que sea del 4,8 por ciento, en caso de que se adopten las medidas adecuadas para frenar la subida de los precios. La tasa de inflación ha subido gradualmente en los últimos meses y en noviembre fue del 0,83 por ciento, la más alta desde el 0,87 por ciento medido en abril de 2005. La tasa acumulada en los 11 primeros meses de 2010 fue del 5,25 por ciento, muy por encima del 3,93 por ciento del mismo período de 2009, mientras que la interanual fue del 5,63 por ciento. En su Informe Trimestral, el Banco Central defendió una elevación de los tipos de interés como herramienta para frenar el repunte de la inflación. Los tipos básicos brasileños, unos de los mayores del mundo en términos reales, están en el 10,75 por ciento al año y la dirección del emisor volverá a reunirse en febrero próximo para analizar si los mantiene o los altera. Según el estudio divulgado ayer por el banco emisor, sólo en caso de que los tipos suban, la inflación en 2011 podrá situarse cerca del 4,8por ciento y no en el 5 por ciento proyectado. Sigue disparado consumo en el país El Banco Central de Brasil anunció a comienzos de diciembre una elevación del encaje bancario para frenar el aumento del crédito y la expansión del consumo, a los que se atribuye el repunte de la inflación. En su informe trimestral, el Emisor brasileño mantuvo su previsión para el crecimiento del PIB este año en el 7,3 por ciento y proyectó una expansión del 4,5 por ciento para 2011. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido