Emisor deja inalteradas tasas de interés en 10%; meta de inflación para 2009 es de 5%

El Banco argumentó que la nueva senda (de inflación) toma en cuenta los efectos del fuerte aumento en los precios de los alimentos y los bienes y servicios regulados observados este año.

POR:
noviembre 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-20

Así mismo, fijó en 4% el punto medio de la meta de inflación para el año 2010 y confía que en el 2011 la inflación estará en el rango-meta de largo plazo (3% +/- 1 punto porcentual).

La Junta Directiva del Banco de la República estableció la meta de
inflación para el año 2009 en el rango entre 4,5 por ciento y 5,5 por ciento (con 5% como meta puntual para efectos legales).

Al respecto, el Emisor argumentó que "estos choques de precios, que se presentaron en todas la economías del mundo, produjeron un aumento sustancial de la inflación y llevaron al incumplimiento de las metas".

Además, sostuvo el Banco, "para 2009 se espera que la reversión o moderación de estos choques de precios relativos, así como el efecto acumulado de los ajustes de política monetaria efectuados desde 2006, produzcan una reducción significativa de la inflación anual al consumidor".

Tasas de interés inalteradas en 10%

Por otra parte, la Junta Directiva, por mayoría, decidió mantener inalterada la tasa de interés de intervención. De esta forma la tasa base para las subastas de expansión continuará en 10 por ciento. Se destacó que en la medida que las presiones inflacionarias de mediano plazo caigan, será posible adoptar una posición menos restrictiva en la política monetaria.

"La Junta reitera su compromiso de suministrar la liquidez requerida por la economía para el final del año a través de los mecanismos anunciados en su sesión anterior. La magnitud de la liquidez tomará en cuenta el comportamiento de los depósitos del Gobierno Nacional en el Banco de la República", concluyó el Emisor.

Analistas apostaban a que Emisor dejaría quietas las tasas

Gremios y analistas habían apostados, en horas previas a la reunión, a que el Emisor dejaría intactas sus tasas de interés.

Salomon Kalmanovitz, ex codirector del Banco de la República, afirmó que las tasas de interés se mantendrán en el 10 por ciento actual. "Las dejarán quietas porque 
los indicadores de inflación subyacente o basica siguen al alza. Además, se ha debilitado el peso demasiado, y sería contraproducente dar otro empujón al debilitamiento de la moneda".

Así mismo, sostiene el académico, las "expectativas están desbordadas frente a las metas. Depronto llevan a cabo algo que hicieron en la semana pasada, que es ampliar la liquidez; o sea, bajan el encaje un poco más. Sin embargo, no creo que se muevan las tasas de interés, porque aún hay muchas señales de que las decisiones pasadas no han incidido en la disminución de la inflación.

Por su parte, Juan Camilo Restrepo, ex ministro de Hacienda cree que en las condiciones actuales es difícil predecir el actuar del Banco Central. "Las condiciones están dadas para que el Emisor las baje, ya que las inflación está menos agobiante. Bajarlas sería un mensaje positivo para la economía".

Sobre la posibilidad de tomar medidas en relación con la inyección de liquidez, como en la reunión del mes pasado, Restrepo dijo que la Junta Directiva ya tomó una decision en ese aspecto. "Si algo hacen esta vez es por el lado de las tasas, no creo que por el lado de liquidez".

Otra de los expertos que afirma que lo más probable es que la Junta Directiva del Emisor mantenga las tasas de interés es Javier Díaz Molina, presidente de Analdex. "Nosotros quisieramos que por lo menos se bajaran un 0,25 por ciento. El consumo interno ha caído considerablemente, y eso ameritaría que se empezara ya a bajar la tasa. Sin embargo, preocupa que la inflación sigue alta y creo que por esa razón las va mantener".

Sobre la decisión del Emisor, de este viernes, el analista económico, Eduardo Sarmiento, afirmó que las tasas de interés deberían ser disminuídas, sin embargo aclara que la medida será otra. "Como están las cosas yo pensaría que las van a dejar iguales. Aún si las llegaran a bajar en 0,25 por ciento, no le sirve a la economía".

"En este momento en que está subiendo la tasa de cambio es posible que opten por dejarla quieta o bajarla, pero no mucho. cuando se den cuenta de la necesidad de reducirla en gran cantidad, va a ser tarde", agregó.

De igual forma, Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, señaló que las tasas de interés se dejarán quietas debido a la negociación del salario mínimo. "El Emisor va a priorizar por encima de cualquier cosa el nivel alto de inflación. Además, a fin de año no creo que las suban".

Sin embargo, Reina resaltó que en la decisión del mes pasado el índice de inflación reflejaba una leve disminución. Ahora, el indicador muestra un alza. "Ahí está un dilema delicado. No hay evidencia de que la inflación esté más bien disminuyendo, y la situación parece estar cada vez más delicada".

Siga bajando para encontrar más contenido