El Emisor elimina la banda cambiaria

1999 El precio del dólar dejó de regirse por la banda cambiaria y empezó a moverse libremente.

POR:
noviembre 27 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-27

La decisión fue tomada a finales de septiembre por la Junta Directiva del Banco de la República, luego de varios meses de defender la divisa a través de la banda. Este mecanismo creado en el gobierno Gaviria permitía que el dólar se moviera en unos límites sin intervención del Banco. En adelante, ya sin la banda, la autoridad monetaria cuenta con la posibilidad de intervenir el mercado con la compra o venta de dólares, como lo exija la coyuntura particular. La decisión fue tomada en Washington durante un desayuno de trabajo de cinco miembros de la junta directiva del Emisor, entre ellos el ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo Salazar, y el gerente del Emisor, Miguel Urrutia. Después de muchos debates e intentos por mantener el mecanismo, la decisión de eliminar la banda se tomó porque los agentes económicos no le creían. Incluso, durante la última semana el Banco de la República vendió alrededor de 400 millones de dólares para defender su política. Pero la presión persistió. En uno de sus últimos esfuerzos, el Banco de la República salió de 182 millones de sus reservas, pero no obtuvo resultados: aún así la cotización se ubicó en el techo de la banda de 1.995,64 pesos. En lo transcurrido del año, la devaluación iba en 29,4 por ciento, cifra que está por encima de las proyecciones iniciales del Gobierno y del Emisor. Tomada la decisión, el Ministro de Hacienda señaló que la banda cambiaria jugó un papel útil para la economía colombiana, pero que las condiciones cambiaron y justificaron su eliminación. Para el presidente de Anif, Armando Montenegro, el desmonte de la banda estaba cantado desde hace rato. Señaló que en adelante se espera un replanteamiento de la política monetaria y que la tarea inmediata es evitar el sobresalto inicial del dólar ya que puede ser dañino para la economía. Según explicaron los expertos, al desaparecer el techo y el piso entre los cuales se movía el dólar, su precio fluctuará libremente, al vaivén de la oferta y la demanda de la divisa. Está previsto que durante los primeros días aumentará el precio del dólar, pero que después bajará a niveles que incluso podrían ser inferiores a 1.995,64 pesos. Además, a juicio de los analistas, no hay razón para que el peso se devalúe más, porque la tasa de cambio se encuentra más allá de su nivel de equilibrio. El desmonte de la banda cambiaria estaba cantado desde hace rato”, dijo el presidente de Anif, Armando Montenegro.

Siga bajando para encontrar más contenido