En el Emisor hay temor por menores ingresos

Esto habría sido decisivo para varios miembros al votar último aumento de tasas de interés.

Finanzas
POR:
agosto 14 de 2014 - 12:44 a.m.
2014-08-14

Los riesgos de menores ingresos petroleros y de un mayor déficit de cuenta corriente llevaron a algunos miembros de la junta del Banco de la República a votar en julio por mantener estable la tasa de interés, dijo uno de los codirectores de la entidad.

El Emisor subió el 31 de julio su tipo referencial en 25 puntos base a 4,25 por ciento, en una decisión que no fue unánime entre los siete miembros del directorio como había pasado con las tres alzas previas.

“Los riesgos tienen que ver con los ingresos del Gobierno, sobre todo vía sector minero y petróleo”, dijo el codirector César Vallejo. “Dependemos mucho de ese sector”. “Otro que está muy relacionado con ese tiene que ver con el comportamiento del déficit en cuenta corriente”, agregó, apuntando que el equipo del banco cree que puede subir hasta el 3,8 por ciento desde el promedio anual del 3,4 por ciento.

Justo ayer, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, reveló que el país dejaría de recibir el próximo año unos 1.600 millones de dólares por cuenta de menores impuestos de renta de las empresas petroleras debido a una disminución de sus utilidades por un aumento de sus costos operativos.

“Aspiramos a recibir 3 billones de pesos menos por cuenta de la renta petrolera”, precisó.

A pesar de todo, y aunque la autoridad monetaria no suele detallar los votos de la decisión, el codirector reveló que el incremento de la tasa había sido apoyado por una mayoría “sólida” y que no fue de 4 votos a favor y 3 en contra.

Desde la perspectiva macroeconómica, Vallejo aseguró que el directorio del banco coincide en la fortaleza de la economía local, las expectativas de inflación controlada y la debilidad externa.

“No creo que las posiciones en la junta estén tan distantes, estamos mucho más cerca. Entonces, llegar a decisiones unánimes no es tan difícil”, aseguró. Las minutas de la reunión de julio serán publicadas mañana.

CRECIMIENTO MÁS ACELERADO

El codirector cree que la economía colombiana se habría expandido en el segundo trimestre por encima del 4,3 por ciento que proyecta el organismo y explicó que la junta es consciente de que la brecha entre el crecimiento potencial y el observado es muy pequeña o, incluso, ya se cerró.

Para el año completo, Vallejo coincide con la proyección del banco, de un crecimiento de 5 por ciento en el PIB como dato más probable.

Ante la necesidad de blindarse frente a la debilidad externa, aseguró que hay espacio para seguir comprando dólares con el fin de acumular reservas más allá de septiembre, cuando vence el actual programa de la entidad. Esta ha sido la estrategia para disminuir la volatilidad del peso, que acumula un 2,6 por ciento de apreciación en lo que va del año después de haberse depreciado un 9 por ciento en el 2013.

Reuters