Emisor: hogares juiciosos con los préstamos

Los créditos comerciales otorgados en los meses previos, y durante la crisis económica mundial, se han convertido en los de peor comportamiento en el sistema financiero colombiano.

Finanzas
POR:
abril 08 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-08

Esas clases de préstamos son otorgados especialmente a las empresas, aunque cada vez hay más personas naturales utilizando ese tipo de financiación, dice el Banco de la República. El Emisor señala que los préstamos hipotecarios y de consumo muestran una mejor evolución, y el comportamiento de los deudores siguen mejorando. Según el Banco Central, los préstamos comerciales otorgados en el segundo semestre del 2007 tenían en junio del 2009 un índice de calidad del 12 por ciento y en diciembre ya había superado el 15 por ciento. Esto significa que por cada 100 pesos prestados por un banco, 15 estaban en mora. Además, de acuerdo con el Reporte de Estabilidad Financiera del Banrepública, “se puede esperar que el indicador de calidad de cartera se deteriore aún más en el primer semestre del 2010”. Ese comportamiento no se ha presentado sólo en los préstamos desembolsados en el segundo semestre del 2007, sino para otras ‘cosechas’ registradas de ahí en adelante. Esto coincidió con el estallido de la crisis financiera internacional, la cual afectó el comportamiento de la economía colombiana, al punto de que en el 2009 creció apenas un 0,4 por ciento. “El hecho de que algunos grupos específicos de crédito comercial muestren un deterioro alto, no significa que el stock de ese tipo de préstamos tenga niveles de calidad preocupantes”, dijo Dairo Estrada, director departamento de estabilidad financiera del Banco de la República. De todas maneras, la tendencia de deterioro de esos préstamos es mayor que en otras modalidades. El índice de calidad del crédito comercial -medido como la relación de cartera riesgosa como proporción de la cartera bruta- se deterioró en el segundo semestre del 2009 al pasar de 7,9 a 9,5 por ciento. Por su parte, la cartera de consumo bajó de 13 a 10,6 por ciento y la cartera hipotecaria, de 10,6 a 8,3 por ciento. Consumo y vivienda En cuanto al crédito de consumo, que se utiliza para comprar carros y electrodomésticos, el Emisor señala que en los meses recientes los colombianos frenaron su endeudamiento, aunque esa modalidad de financiación sigue siendo la de mayor peso en las deudas de los hogares. No obstante, en el 2009 el crédito hipotecario mostró una mayor velocidad de crecimiento por temas como el subsidio del Gobierno a las tasas de interés. ADRVEG