El Emisor le baja la temperatura a El Niño

Las agencias climáticas dicen que de darse, el fenómeno tendrá intensidad débil. Por eso, no subirían los precios de los alimentos.

La probabilidad de intensas sequías en los próximos meses se desvanece.

Archivo particular

La probabilidad de intensas sequías en los próximos meses se desvanece.

Finanzas
POR:
septiembre 05 de 2014 - 02:15 a.m.
2014-09-05

Aunque para los próximos dos meses se esperan lluvias por debajo de lo normal en el territorio nacional, la probabilidad de ocurrencia de un fenómeno de El Niño ha disminuido en las últimas semanas y, de ocurrir, tendría una intensidad entre débil y moderada con poca influencia sobre los precios.

Es decir, de llegar a darse este fenómeno oceánico-atmosférico, que afecta el clima orbital y se siente en el territorio colombiano con menos precipitaciones, su impacto en la inflación sería transitorio, no solo por su debilidad relativa, sino porque los alimentos hoy pesan menos en la canasta de consumo.

Así lo explica Édgar Caicedo, profesional de la Subgerencia de Estudios Económicos del Banco de la República, al señalar que “los eventos de intensidad débil o moderada tienen impactos poco importantes o incluso nulos sobre la inflación”.

Las agencias que le hacen seguimiento a los fenómenos climáticos coinciden en que la probabilidad de ocurrencia de El Niño se desvanece con los días.

En su informe de agosto pasado, la Nooa (National Oceanic and Atmospheric Administration), de Estados Unidos, señaló que “los pronósticos de los modelos han retrasado un poco el comienzo de El Niño y la probabilidad de este fenómeno ha disminuido a cerca de 65 por ciento”, informó.

Este fenómeno tiene una duración promedio de 11 meses y se estima que su fase inicial se da en el tercer trimestre del primer año, se desarrolla en el cuarto trimestre, alcanza su madurez en el primer trimestre del segundo año para debilitarse en el segundo trimestre del segundo año.

Históricamente, en los dos primeros trimestres de un año es cuando se genera mayor inflación, por eso el mensaje del Emisor apunta a que ante un fenómeno con menor intensidad a la tradicional, la posibilidad de que el rango meta de inflación de este y el próximo año (3 %) se altere por una fuerte sequía es menor, pues según los datos de las agencias, de llegar, El Niño será más débil de lo esperado.