‘Al Emisor se le fue la mano en las tasas’

A raíz de la presentación de los resultados más recientes de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, habló con PORTAFOLIO.

POR:
mayo 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-21

¿Qué está pasando con la industria? Hay una tendencia del crecimiento industrial que no se ha parado. En el neto, el sector sigue arrojando resultados positivos, a pesar de las distorsiones estadísticas de marzo que tuvieron que ver con las vacaciones de Semana Santa. Como seguramente los resultados de abril serán más altos, no se pueden hacer conclusiones definitivas. Eso no quiere decir que no haya un grupo de empresas afectadas por la revaluación y de manera grave. ¿Cómo se ve el empleo? Según los datos más recientes, el sector manufacturero está contratando más gente, con un crecimiento de 1,5 por ciento en el primer trimestre. Debo resaltar, además, que los trabajos permanentes crecieron más rápido, al 1,8 por ciento. Eso es único en el mundo de hoy. Por eso, no tengo duda de que vamos a seguir viendo caídas en las tasas de desempleo. ¿Qué actividades están en problemas? Las que tienen una alta utilización de mano de obra y son exportadoras. Dentro de ellas están textiles, confecciones, cuero, calzado y azúcar industrializado. Eso sin hablar de algunos productos agrícolas, como las flores o el banano. ¿Qué le diría a la junta del Banco de la República con miras a la reunión del viernes próximo? En esa reunión, se debería descartar cualquier alza en las tasas de interés y comenzar el debate sobre su descenso. Si el Banco quería enfriar la economía ya lo logró y ahora debe devolverse. Creo que esa política fue exagerada y que al Banco se le fue la mano. Lo prueban los datos de inflación, que es un fenómeno mundial y no local. Eso complicó un horizonte de crecimiento que era del 8 por ciento. Yo no puedo aceptar que el potencial de la economía sea tan bajo como ellos dicen. ¿Ve la inversión cayendo? No. El 61 por ciento de los empresarios tienen ya decididos proyectos para los próximos 12 meses. Eso significa que el clima sigue siendo bueno y que eso es lo que nos puede mantener los ritmos de crecimiento altos, siempre y cuando ese esfuerzo venga acompañado de menores tasas de interés y un gasto público moderado, para no complicar más el horizonte cambiario. ¿Cuál es la conclusión? Que no hay que cambiar el modelo económico, porque el neto de la economía va bien. Pero hay sectores que enfrentan amenazas graves y que requieren ayudas puntuales, algunas de las cuales ya están en marcha. Esas ayudas son necesarias, así signifiquen una presión adicional sobre el gasto público. '' Si el Banrepública quería enfriar la economía ya lo logró y ahora debe devol- verse en materia de tasas.” '' No tengo dudas de que vamos a seguir viendo caídas en las tasas de desempleo.” '' El 61 por ciento de los empresa- rios tienen ya decididos proyectos para los próximos 12 meses.Las inversiones industriales aún se mantienenLa Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (Eoic) que consulta varios sectores de la producción industrial, ratificó la desaceleración de la actividad debido a la menor demanda, reflejada en los resultados de marzo del Dane y en las encuestas del primer trimestre, como la realizada por Opinómetro para PORTAFOLIO, y la de Fedesarrollo, correspondiente a marzo. Sin embargo, la consulta de los industriales revela que la situación del primer trimestre del 2008 no conducirá a un freno en los planes de inversión de las compañías, pues el 60 por ciento de los empresarios asegura que mantendrá sus planes y proyectos. Aunque reconocen que el comportamiento de la actividad industrial al cierre del primer trimestre de 2008 tuvo algunos síntomas de desaceleración, la mayoría sigue teniendo en la agenda proyectos de modernización tecnológica, ensanches de plantas y reposición de equipos. Por eso piden una espera de varios meses para tener una visión adecuada de la situación industrial y definir si se trata de una tendencia a la desaceleración o los datos están afectados por efectos puntuales como el hecho de que en el 2008 la Semana Santa se celebró en marzo, a diferencia del año pasado cuando se cumplió en abril, y que, además, el periodo de descanso se extendió a toda la semana, más un día de la siguiente, para gran parte de los establecimientos manufactureros del país. Sin embargo, los empresarios reconocen hechos puntuales que efectivamente redujeron el crecimiento industrial y que esperan sean superados pronto, como el efecto de la huelga de Cerromatoso, que se tradujo no solo en la parálisis de su planta, sino en una caída en la producción de los sectores del hierro y del acero. También se siguen quejando por la persistencia de la revaluación, que ha impactado fuertemente sectores exportadores como textiles y confecciones y actividades que compiten con importaciones, el aumento en las tasas de interés, la incertidumbre que se ha generado alrededor de la evolución de esta variable, los problemas con Venezuela y Ecuador y la desaceleración de la economía estadounidense. De acuerdo con la Eoic, entre enero y marzo del presente año, comparado con el mismo periodo del 2007, la producción aumentó 0,7 por ciento y las ventas crecieron 1,6 por ciento. CEDIÓ EL USO DE LA CAPACIDAD INSTALADA Los menores ritmos de crecimiento de la actividad productiva también se reflejaron en la utilización de la capacidad instalada, ya que en marzo del 2008, a se situó en 76,9 por ciento, frente a 81,2 por ciento hace un año y a promedios anuales de 81,7 por ciento en 2006 y 81,8 por ciento en 2007. El promedio de utilización de capacidad instalada para el primer trimestre del presente año alcanzó 78,2 por ciento.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido