El Emisor optó por no mover la tasa de interés

La junta directiva del Banco de la República no acogió la recomendación que hicieron en los últimos días el presidente de la República, Álvaro Uribe, y el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, de bajar las tasas para evitar el deterioro de la economía.

POR:
mayo 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-24

Ayer, los codirectores tomaron la decisión de no mover los intereses que la entidad le cobra al sistema financiero por el dinero que les presta para sus operaciones interbancarias. La medida tampoco coincide con las insinuaciones de algunos analistas que planteaban un nuevo incremento de las tasas, hasta llegar al 10 por ciento. La actual tasa de 9,75 por ciento rige desde febrero pasado, cuando fue la última vez que aumentó tras permanecer en 9,50 por ciento desde noviembre del 2007. Entre abril del 2006 y febrero pasado, el Emisor subió su tasa en 15 oportunidades al pasarla de 6,25 a 9,75 por ciento anual. La Junta del Banco de la República destacó “que la inflación y las expectativas de inflación se mantienen en niveles superiores a sus metas, lo cual sucede con varios de los indicadores de inflación básica”. El Emisor también respondió a las expectativas de los analistas económicos, según las cuales la autoridad monetaria le está aportando ya a la inflación de largo plazo luego de que en días pasados aceptó que para este año no cumplirá la meta trazada del 3,5 al 4,5 por ciento. Según el gerente del Banco, José Darío Uribe, para este año se espera que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) suba 4,9 por ciento. “La Junta considera que conducir la inflación hacia la meta de largo plazo es fundamental para evitar en el futuro un período de dificultades económicas. La moderación en el crecimiento de la demanda interna y del crédito reduce las presiones inflacionarias y permite el crecimiento sostenible”, dice el comunicado. El Banco se mostró preocupado por el comportamiento reciente de la industria y el comercio, que son dos sectores sensibles al comportamiento de la demanda interna. Señaló que estos sectores crecieron en marzo a tasas inferiores a lo que el propio Emisor había pronosticado. Advirtió que, de toda maneras, se necesita más información “para establecer los riesgos de un menor crecimiento de la economía para este año y el 2009”. Al banco central también le sigue preocupando el comportamiento del crédito en el sistema financiero. Señala que si bien la cartera bancaria ha moderado su ritmo de crecimiento, los préstamos de consumo siguen creciendo a tasas superiores al PIB nominal esperado para este año.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido