Emisor prevé alivio a la inflación en varios frentes | Finanzas | Economía | Portafolio

Emisor prevé alivio a la inflación en varios frentes

El Banco de la República empieza a ver señales de alivio en el elemento que le ha quitado el sueño en los últimos meses: la inflación. Tras la reunión de junta directiva del pasado viernes en la que mantuvo las tasas de interés en 10 por ciento, el Emisor señaló que por primera vez en el año la inflación básica, que no incluye alimentos y regulados como los combustibles, comenzó a ceder.

POR:
septiembre 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-22

Esto, sumado a que recientemente la cotización internacional de los bienes básicos han bajado y a que en agosto los alimentos se mantuvieron prácticamente estables, hacen pensar que ya hay elementos para que los precios al consumidor comiéncen a bajar en los próximos meses. El gerente del banco, José Darío Uribe, señaló que “todas las condiciones determinantes de la inflación van en una dirección de sugerir que ésta va a retomar pronto su senda descendente y que en el 2009 va a ser inferior a los niveles que hemos visto en el pasado reciente”. Incluso, el banco manifestó que las expectativas de inflación también han bajado, aunque siguen siendo altas. Esto, a diferencia de los meses anteriores, cuando el banco insistía en que las presiones inflacionarias se veían en todos los frentes: los altos niveles de demanda, los elevados precios no solo de alimentos y combustibles sino de bienes regulados y de los indicadores de la inflación básica. Tras conocerse la decisión de política monetaria del Emisor, el Citigroup señaló que esta situación seguramente hará que el banco central pueda establecer un objetivo de inflación cómodo para el 2009 e incluso prevén un recorte en el primer trimestre del próximo año. Para los analistas, la situación no genera mayor sorpresa, tanto así que ya habían descontado que el Emisor dejaría quietas las tasas de interés. A juicio de Germán Verdugo, analista de Correval, lo que sí se esperaba era que hicieran un poco más de referencia a la situación de los mercados internacionales y a la devaluación de las últimas semanas, “porque es un elemento que se siente en los costos de producción y por ende tiene un impacto en la inflación”. En los últimos doce meses, el indicador prácticamente había duplicado la meta para todo el año, con 7,87 por ciento. Pese a que los costos al consumidor siguen en las nubes, lo cierto es que los analistas consideran que independientemente del impacto en el crecimiento, la labor del Emisor es conveniente para su objetivo, que es mantener la inflación controlada. El analista de Stanford Bolsa y Banca, Edgar Jiménez, indica que el banco se anticipó a otros países de América Latina en cuanto al ajuste en las tasas. “Hay que reconocer que esto ha sido exitoso, no precisamente porque haya logrado contener la inflación, sino porque es de las más bajas de la región”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido