El Emisor quiere atajar el dólar

El pasado 3 de marzo el Banco de la República anunció compras diarias de 20 millones de dólares a lo largo del primer semestre de 2010. Según el BanRepública, esta decisión se toma por la presencia de “indicios de desalineamiento de la tasa de cambio”. Como lo habíamos anticipado, existía una alta probabilidad de que éste reanudara sus intervenciones cambiarias cuando el dólar llegara al área de los 1.800 COP/USD.

Finanzas
POR:
marzo 10 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-10

En el corto plazo, creemos que esta medida será efectiva en desacelerar el ritmo de apreciación del peso. Sin embargo, hay varios factores de carácter estructural y de flujos de capital que contrarrestarán los esfuerzos del Emisor. Por un lado, la dinámica de los flujos de inversión extranjera sigue siendo positiva. En lo corrido del año, hasta el 19 de febrero, ingresaron al país 1.223 millones de dólares en inversión extranjera directa (IED), 9 por ciento superior a los del mismo periodo en 2009. Si este ritmo se mantiene, 2010 podría ser el tercer año de mayor IED en la historia (después de 2005 y 2008). Estos flujos han sido impulsados por la inversión en el sector minero-energético debido a sus perspectivas: incremento en la producción petrolera, acercándose a 750.000 barriles día. En segundo lugar, la política monetaria ‘ultraexpansiva’ de la Reserva Federal seguirá siendo determinante en la persistente debilidad del dólar frente a la mayoría de monedas a nivel global. Habíamos anticipado que la velocidad de depreciación del dólar iba a perder fuerza en 2010 debido a la recuperación de los mercados a niveles precrisis y a la expectativa del inicio de la normalización monetaria en E.U. Pero, dicha normalización será gradual. Este año el dólar será una moneda débil con respecto a monedas de emergentes como Colombia. Tercero, las monetizaciones del sector público presionarán el dólar a la baja. Según el plan financiero de 2010, el Gobierno tiene 4,9 mil millones de dólares en sus fuentes de financiamiento, mientras que los pagos en esa moneda sólo ascienden a 3,7 mil millones de dólares; es decir, 1,2 mil millones de dólares para monetizar. A esto se le suma la posibilidad de que parte de los 3 billones de pesos de la venta de Isagen ingresen en dólares, y que Ecopetrol capte recursos en moneda extranjera como parte de los 3,5 mil millones de dólares de financiación que anunció para 2010. En 2009 las monetizaciones del sector público fueron parcialmente responsables de la revaluación; en 2010, los reintegros netos del sector público hasta el 19 de febrero fueron 611 millones de dólares, monto similar al del mismo lapso en 2009. Finalmente, la medida tuvo un efecto negativo sobre el mercado de TES ante la posibilidad de que el Banrepública decidiera esterilizar la compra de divisas al vender parte de sus 3,5 billones de pesos en tenencias de TES. Aunque la utilización de este mecanismo es probable, el Emisor tiene otras herramientas de esterilización de tal forma que se minimice el efecto al alza en la curva de rendimiento de los TES. Los principales mecanismos a implementar son: i) aumentar los cupos de las subastas de contracción; o ii) emitir títulos de participación. No obstante, dada la desaceleración de los agregados monetarios de los últimos meses (la base monetaria pasó de crecer 15 por ciento anual en el primer semestre de 2009 a 8 por ciento en los últimos meses), la débil recuperación de la cartera de crédito (crecimiento anual de 0 por ciento real), la lenta recuperación económica, y la ausencia de presiones inflacionarias (evidente en los datos de febrero), no descartaríamos que BanRep decidiera realizar una esterilización parcial. Por lo anterior, sostenemos que niveles superiores a 2.050 COP/USD seguirán siendo atractivos para inversionistas que desean tomar posiciones cortas de dólar frente al peso. Pero, si las medidas no llegaran a ser efectivas creemos que las autoridades podrían anunciar otro tipo de medidas menos ortodoxas para evitar que el dólar cruce los 1.800 COP/USD. Además, la expectativa de la implementación de una regla fiscal también ayudará a contener una mayor apreciación del peso. De esta forma, mantenemos nuestro pronóstico de 1.950 COP/USD para finales de 2010. ADRVEG