Emotivo discurso del Presidente en instalación de Congreso

El mensaje de Santos estuvo centrado en torno a que no se repita la época de 'patria boba', ya que el riesgo de que las divisiones se vuelvan a tomar la agenda nacional es latente y puede afectar los objetivos que se deben desarrollar en búsqueda de la paz.

Emotivo discurso del Presidente en instalación de Congreso

Archivo particular

Emotivo discurso del Presidente en instalación de Congreso

Finanzas
POR:
julio 20 de 2015 - 09:36 p.m.
2015-07-20

Un llamado a la unión del país para consolidar el desarrollo, la paz y el futuro de los colombianos hizo este lunes el presidente Juan Manuel Santos durante la instalación del Congreso, haciendo especial énfasis en respetar las diferencias de la oposición pero encontrando puntos de acuerdo que permitan consolidar la democracia.

Este mensaje, emitido durante la instalación de la segunda legislatura del actual Congreso, tiene como fin promover la unidad entre las diferentes fuerzas políticas y que temas como el fin de la guerra sean una prioridad por encima de las diferencias.

Tomando como ejemplo la reapertura de embajadas de Estados Unidos y Cuba en esos mismos territorios, Santos reiteró que a través del diálogo es que se podrá acabar con 50 años de confrontación armada y para ello se necesita del respaldo de todos los sectores.

"Así como hoy termina el último y el más largo conflicto diplomático del hemisferio, gracias al diálogo, está en nuestras manos terminar el último y el más largo conflicto armado del continente", precisó Santos.

Y enfatizó: "Por eso ahora, en este día patrio, quiero invitar al país, a los 48 millones de colombianos, y a sus líderes, muchos de los cuales están aquí, en este recinto de la democracia, a que serenemos los espíritus y depongamos las armas entre nosotros".

El mensaje de Santos en este sentido estuvo centrado en torno a que no se repita la época que se conoció como 'patria boba', ya que, según dijo el Jefe de Estado, el riesgo de que las divisiones se vuelvan a tomar la agenda nacional es latente y puede afectar los objetivos que se deben desarrollar.

El llamado del mandatario fue para que desde la unión se defienda el propósito de una Colombia en paz, que permita dejar a un lado las confrontaciones y se planteen objetivos comunes que mantengan firme la democracia. La intención es que las divisiones se queden en el pasado.

"Los invito a que respetemos nuestras diferencias. Porque no se trata de que pensemos igual. Se trata de que concentremos nuestras energías en luchar contra los verdaderos enemigos, que son la pobreza, la inequidad, el desempleo, la corrupción, la inseguridad y la guerra", añadió Santos.

Este mensaje de Santos también está cargado de significado, porque en el recinto estuvo presente el senador Álvaro Uribe, líder del Centro Democrático y el más férreo opositor del actual Gobierno. Estuvo acompañado de toda su bancada y escuchó desde su curul al mandatario, en silencio cuando los aplausos se tomaron el recinto.

El Jefe de Estado dijo que "nos pueden más las divisiones, los orgullos personales, los dogmas y prejuicios, y no nos permiten ver lo que tenemos y lo que podemos construir si avanzamos juntos en sana armonía".

Incluso, como un reconocimiento al trabajo realizado en la pasada legislatura, no solo destacó algunos de los proyectos que se aprobaron, sino que insistió en que con la eliminación de la reelección espera ser el último presidente que hable ante el Congreso después de haber repetido periodo en la Casa de Nariño. Dijo que se acabó "el caudillismo o personalismo" en el poder.

Por ser el inicio de la legislatura, que estará marcada por la dinámica de un semestre electoral, el Gobierno no tiene una agenda abultada para proponerle al Congreso, pero sí se hará énfasis en proyectos que considera claves para lo que el Presidente llamó un país progresista.

Lo que le pidió a los congresistas, incluidos los de oposición del Polo y del Centro Democrático, es que respalden iniciativas como la reforma del Código de Policía, el proyecto sobre terrenos baldíos, el desarrollo del equilibrio de poderes y, entre otras, una norma relacionada con delitos menores.

"Estamos listos para que trabajemos armónicamente en esta nueva legislatura, y no solo en los proyectos del Gobierno sino también en los que ustedes presenten para el beneficio del país y de sus regiones", puntualizó el mandatario.

Otro mensaje clave fue en torno a la necesidad de no caer en el pesimismo frente a lo económico, pues, y así lo ratificó ante el pleno del Congreso, América Latina crecerá en promedio un 0,5 por ciento, pero la perspectiva para Colombia supera el 3 por ciento.

El mandatorio, ante todo, insistió en que el país esté unido para, entre muchos otros, lograr objetivos como superar la pobreza extrema en el 2025 y que para ese mismo año Colombia pueda ser el país más educado de ma región.

"No más enfrentamientos inútiles. Esta es la hora de la nueva Colombia", les dirá Santos a los congresistas al instalar la nueva legislatura.

Santos, quien en varias oportunidades fue aplaudido, también destacó el trabajo de la Fuerza Pública y de las mujeres colombianas. Y remató: "Esta es la hora de avanzar unidos y no de perder tiempo peleando entre nosotros".

POLÍTICA