Empiezan a investigar a falsos institutos de inglés

La Dian está revisando qué empresas comercializadoras de cursos de inglés en el país se han registrado en los últimos años como editoriales para beneficiarse de la ley del libro, norma que desde 1993 otorga a los editores la exención de renta hasta el 2033.

Finanzas
POR:
octubre 13 de 2012 - 12:53 a.m.
2012-10-13

La investigación empezó antes de que la Superintendencia de Industria y Comercio informara que en lo corrido del año ha recibido 114 quejas de personas que dicen sentirse “estafadas” por empresas que ofrecen material didáctico (cartillas y CD) como si fueran cursos de idiomas, pese a no tener el aval de las secretarías de Educación.

La mayoría de estas comercializadoras aparecen en los registros de Cámara de Comercio como editoriales, y los libros que venden tienen ISBN (Número Estándar Internacional de Libros), requisito –según Enrique González Villa, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro– para beneficiarse de la ley.

Al ser consultado sobre el tema, el dirigente gremial precisó que “si una empresa edita libros, pero además importa o hace algo distinto, pierde la exención porque ya no es exclusivo su objeto social”.

Es por esa razón por lo que la Dian, desde el 2010 hasta la fecha, ha abierto 747 investigaciones sobre determinación de los impuestos nacionales, incluyendo entre ellas el control de beneficios fiscales.

En el negocio de los ‘cursos’ de inglés, el material didáctico es vendido entre 3 y 5 millones de pesos, algo así como un salario mínimo por cada libro de 100 páginas. González puntualizó que es imposible que un libro producido en Colombia tenga ese precio, “a menos que sea una pieza de colección”.