Empresa canadiense Alder Resources adquirirá el 80% de la mina de oro La Montañita, en Colombia

La compañía entregará 5 millones de acciones de la compañía y destinará un millón de dólares, durante los dos próximos años, al desarrollo del proyecto minero.

Finanzas
POR:
abril 08 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-08

La infraestructura está situada en una zona donde se extrae oro desde hace cerca de 100 años, en la costa Pacífica. El proyecto abarca unas 1.000 hectáreas, incluyendo  30 de ellas en zona de montaña.

La empresa considera que hay recursos a cielo abierto similares a los del proyecto cercano Gramalote, que está en manos de una empresa conjunta entre Anglo Gold Ashanti y B2Gold.

Otras 'movidas' mineras

Adicionalmente, en los últimos días se registraron en otros movimientos, entre  compras y financiamientos de compañías, que también tuvieron como finalidad  proyectos en el sector minero colombiano.

La firma inglesa London Mining compró del 80 por ciento de   International Coal Company (ICC), por 9 millones de dólares, con lo que asume el ciento por ciento de esa firma, la cual opera una mina de carbón coque  en Socha (Boyacá). 

London Mining hará una inversión de 40 millones de dólares durante los próximos 18 meses para  consolidar el proyecto de explotación mineral en el  municipio boyacense. 

La canadiense Indicator Minerals firmó un convenio para adquirir su 'paisana' Rio Verde Enterprises, que tiene terrenos de explotación y actividades de exportación y  comercialización de esmeraldas en nuestro país.  

Antes de finalizar este semestre, la firma Orofino Gold, de  Hong Kong, debe concretar su decisión de adquirir el  trimestre pasado, dos propiedades para explotar en el sur de Bolívar, en un proyecto llamado Sendero de Oro. 

Igualmente, la empresa panameña Bellhaven Copper & Gold concretó una emisión de acciones por cerca de un millón  de dólares y dijo que  focalizará los recursos en la  exploración de la mina subterránea de oro Gómez Plata,  también en Antioquia, y en proyectos maduros en Panamá.

La mayor parte del capital de la suscripción de esas acciones lo aportó Venture Partners, fondo de capital estadounidense que también quiere sintonizarse con los negocios mineros en Colombia. 

Everest Ventures Corporation firmó una carta de intención para adquirir Estrella Overseas Limited, empresa que posee 40 millones de dólares en caja para montar una plataforma  de explotación de oro en Colombia, Chile y  Perú. 

Onsino Capital Corporation adquirió a Quia Resources,  compañía que explota oro en la serranía de San Lucas, una  zona que se considera  poco explorada. 

Seafield Resources  adquirió la firma Caribe Gold

Corporation, lo que automáticamente le da derechos sobre 6.874 hectáreas de concesiones en Quinchía (Risaralda). Se comprometió a poner  gastos de exploración de  no  menos  650.000 dólares durante los primeros 12 meses. 

La canadiense New Global Ventures, NGV, compró la concesión El Primo en el distrito Angostura-California que consta de 141 hectáreas y está localizada en el municipio de Cucutilla (Norte de Santander). 

Esa zona es cercana a los depósitos de oro y plata que serán explotados por Greystar Resources, otra empresa > canadiense que anuncio hace unos meses na apuesta cercana a 100 millones de dólares,  y donde  se encuentra un proyecto de Ventana Gold, La Bodega.

El arranque del plan  de exploración de NGV está previsto una vez consiga capital de fondos de inversión.

Inversión en auge

Entre el primero de enero y el 22 de marzo del 2010, la inversión extranjera directa (IED) en Colombia  sumó 1,844 millones de dólares, 17 por ciento más que en igual periodo del 2009, indica la Balanza Cambiaria.

La inversión en petróleo y minas llegó a 1.618 millones de dólares, y representó 87,7 por ciento del total, al subir 35 por ciento.

Al respecto, Juan Carlos González. Vicepresidente de Inversiones de Proexport, afirmó que una de las razones del auge de inversión en el sector minero es que en Colombia hay recursos naturales en abundancia, pero que por circunstancias de violencia estuvieron inexplorados varios años y ahora bajo nuevas condiciones de seguridad y garantías en los contratos las compañías extranjeras y nacionales están mirando como alternativa de explotación.

"La prospección de terrenos indica que en minería es de 20 por ciento y en petróleo del 45 por ciento, luego hay potencial para investigar hallazgos en las dos actividades", sostuvo.