Empresa colombiana empezará a vender ropa de moda blindada en tiendas Harrods de Londres (Inglaterra)

Se trata de Miguel Caballero Ltda. cuyas prendas serán puestas de venta al público desde esta semana en el lujoso almacén por departamentos.

POR:
julio 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-15

Personal de la empresa nacional estuvo la semana pasada entrenando empleados de la tienda inglesa para vender la línea de ropa.

La colección de la compañía, que incluye chaquetas de gamuza, 'blazers' e impermeables, llega al país europeo en medio de un gran aumento en las ventas de productos de seguridad personal destinados a millonarios rusos, jeques y hombres de negocios.

Según afirma el gerente de Miguel Caballero Ltda., Miguel Caballero, al diario Telegraph, de Inglaterra, la firma colombiana está buscando nuevos puntos de venta, y en Londres los ricos son aún un gran mercado sin desarrollar. "Muchas empresas hacen chalecos antibalas, pero nadie más ropa de moda", añade.

El negocio anual de Caballero, a quien llaman el Armani de la moda blindada, está valorado en 4,5 millones de libras esterlinas. Sus clientes incluyen el Príncipe Felipe de España, el Rey Abdullah de Jordania, el actor Stephen Seagal y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. El empresario explica que los compradores eligen entre tres niveles de protección y que el más bajo garantiza la cobertura contra disparos de armas cortas y el más alto protege de armas automáticas.

La composición del revestimiento es un secreto, pero no es el tradicional Kevlar, un material inventado en los años 60 y con buenas propiedades mecánicas.

Según la prensa inglesa, los vehículos blindados y chalecos antibalas, guardaespaldas y casas equipadas con un cuarto blindado (cuarto de pánico), también hacen parte de la oferta actual en el Reino Unido para proteger a los multimillonarios y sus familias.

Centigon, el ensamblador de vehículos blindados más grande del mundo, dice que la demanda en unidades ha aumentado en un 20 por ciento en los últimos dos años. Buena parte de los compradores son los rusos que pagan hasta 500.000 libras esterlinas por un carro blindado. Boris Berezovsky, un millonario ruso de Londres, tiene una flota de Mercedes idénticos.

Por su lado, Roman Abramovich, el ruso propietario del equipo de fútbol inglés Chelsea, cuenta con una de las mayores operaciones de seguridad privada en el mundo. Viaja en un vehículo blindado y emplea 20 guardaespaldas.

Siga bajando para encontrar más contenido