Empresarios de Colombiatex dicen que es necesario conseguir nichos globales para sacar industria de la crisis

Representantes de toda la cadena textil-confección manifestaron los puntos que consideran necesario resolver para darle un impulso a esta industria, en la inauguración de Colombiatex, en Medellín.

POR:
enero 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-26

Iván Amaya, presidente de Ascoltex, dijo que el año pasado fue el más duro para el sector y que prácticamente quienes participan en la feria son unos 'sobrevivientes', debido a la contracción del 20 por ciento en el mercado interno, al cierre del mercado venezolano, a la revaluación y al aumento del contrabando.

"Se necesita construir confianza y el apoyo debe llegar de parte del Gobierno desde los sembradores de algodón hasta los diseñadores y el consumidor final", dijo.

El directivo gremial habló de la necesidad de conseguir nichos globales en los mercados internacionales y trabajar en productos de valor agregado con innovación y mano de obra calificada.

Por su parte, Guillermo Botero, presidente de Fenalco, advirtió que la informalidad sigue siendo el cáncer de los confeccionistas. "Este es un sector muy disperso, de pequeños talleres, que generan mucho empleo, pero se necesita una política de gobierno liderada por Mincomercio para combatir la informalidad".

El representante de los comerciantes llamó la atención sobre la capacidad que tiene el mercado interno: "las exportaciones estimadas de este año son 656 millones de dólares y una sola cadena vende 500 millones de dólares y el 15 por ciento es importado y el resto es nacional.

Es decir el mercado interno es grandísimo y fuerte, y si sumamos las cinco cadenas especializadas en confecciones, vemos que el mercado local es mas importante que el externo".

Sin embargo, Botero dijo que si no hay apoyo público, los confeccionistas pueden recibir pedidos, pero no van a tener la capacidad de entregarlos a tiempo ni completos. 

Faltan las soluciones concretas en el sector

El presidente Álvaro Uribe Vélez siguió de manera atenta cada reclamo de los diferentes empresarios del sector textil y como en los Consejos Comunitarios, les habló de manera directa a sus asesores para que tomaran medidas.

Sin embargo, el presidente de Ascoltex, Iván Amaya, concluyó: "Muy bueno que nos tengan en cuenta, pero veo que todo sigue en el aire y sin soluciones claras a la vista".

Calle, preocupado por las Pymes

El industrial Arturo Calle manifestó su preocupación por la situación de la pequeña y la mediana empresa y dijo que la retención en la venta que les están cobrando absorbe el capital de trabajo.

"El 3,5 y el 4 por ciento sobre las ventas es algo muy alto para ese empresariado y no lo deja crecer. Los están dejando sin capital de trabajo y el Gobierno debe revisar esta situación".

Además señaló que el impuesto predial que les cobran es como si "en lugar de hacer telas, camisetas y pantalones, estos pequeños y medianos empresarios fueran negociantes de finca raíz". El panorama presentado al Mandatario no fue nada halagador.

Siga bajando para encontrar más contenido