'Empresarios han actuado de buena fe': presidenta de Cámara de Comercio Colombo-Venezolana, Magdalena Pardo

La funcionaria dijo que el sector privado nacional aspira a que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, mantenga la promesa de no tomar una decisión que afecte la inversión colombiana en ese país.

POR:
julio 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-30

En el 2000, Brasil solamente le exportó a Venezuela productos por 750 millones de dólares. El año pasado, las ventas brasileñas a su vecino del norte ascendieron a 5.147 millones.

Estas cifras podrían servir de arguemento para decir que Venezuela lleva varios años sustituyendo los productos colombianos. Sin embargo, los expertos aseguran que no es así, pues las ventas colombianas al país vecino también se han incrementado.

PORTAFOLIO habló sobre el tema con la presidenta de la Cámara de Comercio Colombio-Venezolana, Magdalena Pardo.

¿Qué impacto tendrá una posible afectación del comercio con Venezuela?

El comercio entre los dos países es inevitable. La experiencia histórica de los últimos 20 años enseña que el comercio ha tenido una dinámica que ha trascendido la agenda política.

Colombia es un proveedor seguro, confiable y competitivo de Venezuela y requiere de los productos venezolanos.


¿Es posible que Venezuela pueda 'hacer mercado' a precios razonables en un lugar distinto a su vecina Colombia?

Tenemos una ventaja natural por nuestra vecindad. No comprarnos mutuamente no sólo genera mayores precios para el consumidor venezolano o colombiano porque los productos importados de terceros países pagan más fletes, sino que implica un costo social alto en los dos países pues se deja de producir y de dar empleo a los nacionales.

¿Hay algún producto colombiano que Venezuela ya haya sustituido de Colombia, por el de otro mercado de la región?

Venezuela ha querido privilegiar la compra de productos a países de Mercosur, como los quesos o la carne, pero los fletes son costosos. Por otra parte, Venezuela está empeñada en construir cadenas productivas.

Ya se puede observar una recomposición de las importaciones desde Colombia. Por ejemplo: se ve una caída fuerte de las confecciones en lo corrido del año, pero un aumento en las exportaciones de textiles colombianos a ese país. Venezuela no quiere importar pollos, pero sí material genético y ponedoras.


¿Qué tan viable es que Venezuela importe productos de Brasil o Centroamérica?

Colombia participó el año pasado con el 14 por ciento del total de las importaciones venezolanas. Remplazar estas importaciones por productos de Brasil puede ser viable, porque tiene una oferta muy diversificada, pero los fletes son más costosos. En el caso de Centroamérica es viable, pero no tiene una oferta exportable grande y diversificada.

¿Cómo ve la amenaza de Chávez de expropiar empresas colombianas. Cuáles estarían en riesgo?

El sector privado colombiano ha actuado en todo momento de buena fe en las actividades de inversión y comercio. Jamás hemos puesto en duda la promesa que el presidente Chávez le hiciera a la Cámara Colombo Venezolana de no tomar medidas que arriesgaran la seguridad jurídica de nuestras inversiones.

¿Cuál puede ser el impacto sobre los proyectos binacionales en materia energética?

Hay muchas iniciativas cruzadas, proyectos colombianos que favorecen población venezolana, como la venta de gas creciente de Colombia a Venezuela que favorece el Estado Táchira y posteriormente en 2014 la venta de gas de Venezuela a Colombia, o la interconexión eléctrica entre Puerto Inrida y San Fernando de Atabapo. Truncar estos proyectos sería perder una oportunidad de desarrollo.

¿Cómo salir de esta crisis en las relaciones?

Hacemos un vehemente llamado a los gobiernos a que prime la ponderación, la reflexión y la inquebrantable voluntad de que sus decisiones no lastimen los genuinos intereses de nuestros pueblos hermanos.

Siga bajando para encontrar más contenido