Algunos empresarios no han oído hablar de las coberturas financieras

O no entienden bien de qué se trata. Para otros, resulta miedoso aumentar las relaciones con los bancos.

POR:
mayo 13 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-13

Norman Correa, presidente de Acopi nacional, el gremio de la microempresa y las pequeñas y medianas compañías, dice que este sector es todavía muy conservador y se asusta con ese tipo de ayudas.

Por su parte, Camila Vásquez, gerente de divisas del Banco de Bogotá, dice que falta cultura financiera entre los exportadores para tomar las coberturas que, según señala, tienen costos financieros bajos para los empresarios.

Así, entre los agentes de los bancos hay consenso de que, si bien es cierto hoy existen más exportadores interesados en cubrir sus operaciones cambiarias, dentro del universo empresarial del país aún son muy pocas las compañías que usan ese mecanismo de protección.

Los operadores financieros dicen que en el país todavía hay muchos empresarios que durante muchos años estuvieron acostumbrados a vivir de la devaluación y pese a que la tendencia cambió radicalmente desde el 2004, hoy todavía siguen esperando que el dólar se recupere, lo cual evidentemente no ha sucedido.

"Hay mucha gente exportadora que debe cambiar el chip, pues siguen soñando que su negocio debe depender de un dólar al alza como sucedió durante 50 años", dice un operador bancario.

Daniel Niño, jefe de investigaciones económicas de Bancolombia, señala que además del tema cultural, hay gente que se opone a las coberturas, argumentando que estas les generan ruidos de contabilidad en sus balances.

Dice que si bien ese fenómeno puede resultar cierto, lo más importante es que los seguros cambiarios contra la revaluación les habrían podido evitar pérdidas muy cuantiosas.

"Las coberturas operan como un seguro y se deben meter en los costos de las empresas", dice Andrés Ortiz, directivo de la firma comisionista de bolsa Global Securities.

Siga bajando para encontrar más contenido