Empresarios se la juegan por el río Magdalena para mover carga De acuerdo con el crecimiento en la producción de carbón en Santander y Boyacá, el movimiento del mineral podría alcanzar los 10 millones de toneladas en los próximos años. Hoy mueve dos millones.

Empresarios se la juegan por el río Magdalena para mover carga De acuerdo con el crecimiento en la producción de carbón en Santander y Boyacá, el movimiento del mineral podría alcanzar los 10 millones de toneladas en los próximos años. Hoy mueve dos millones.

POR:
noviembre 09 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-09

Es tanta la expectativa por el río Magdalena en el sector empresarial que compañías como Coremar, Astillero Gustavo Márquez, las Sociedades portuarias de Palermo, del Norte y del Caribe, entre otras, tienen proyectadas inversiones que superan los 300 millones de dólares. Por su parte el director de Cormagdalena, Horacio Arroyave, señaló que hay un gran de empresarios acompañando el proceso de recuperación de la navegabilidad del río. También la entidad ha hecho importantes inversiones en los puertos de Wilches, Capulco, Berrío y Galán, con lo cual se mejora la infraestructura para que las empresas puedan movilizar su carga. Actualmente hay cerca de 60 empresas movilizando carga y pasajeros por el río. PROTAGONISTAS millones de dólares es el costo de las dos obras que requiere con urgencia el río. 160 Jairo Chacón González Redacción deEconomía y Negocios Hoy el río Magdalena mueve dos millones de toneladas de carga al año, lo cual le representa un ahorro del 30 por ciento en los costos de operación a las empresas que lo utilizan. Esta cifra podría alcanzar el 50 por ciento, si las compañías vuelven a creer en el río y empiezan a mover sus mercancías por allí. De acuerdo con expertos en navegación fluvial, en menos de dos años el volumen de carga podría incrementarse a cerca de 10 millones de toneladas. Para Germán Calle, gerente de Sofasa, el río se convirtió en una excelente herramienta para su compañía. “El río se convirtió en una bodega flotante que le permite a la compañía ajustar sus operaciones, ya que las autopartes importadas no saturan las bodegas de la planta en Envigado”, señaló. Sofasa le tiene tanta fe a la recuperación del río que ya tiene proyectado mover por el Magdalena los carros que exportará a Venezuela a partir del próximo año. Al igual que Sofasa, Ecopetrol, Abocol, Monómeros, Argos, Familia, Italcol y Proalco, entre otras son las empresas que más mercancía transportan por el río. Entre los productos que incrementarían el volumen de carga a moverse por el Magdalena, están los carbones de Santander y Boyacá, lo mismo que los productos de la siderúrgica de Paz del Río y otras mercancías que actualmente se movilizan en contenedores a través de las carreteras. De acuerdo con Paulino Galindo, de Cormagdalena, el valor del flete es muy variable. El funcionario señala que depende del tamaño del convoy y de la carga. “Si se moviliza más carga, el costo del flete por tonelada es menor. Claro está que depende a veces del volumen, sin embargo es mucho más barata que en camión”. De acuerdo con Javier Muñoz, gerente de Naviera Fluvial Colombiana, el año pasado movilizaron 1,2 millones toneladas de carga, entre estos un gran porcentaje correspondió a hidrocarburos. Entre tanto, Víctor Peña, de Fedenavi señaló que para que el río sea más económico se debe reducir los tiempos de tránsito y aumentar la cantidad de carga que cada convoy pueda transportar por viaje. En esas condiciones los fletes fluviales se reducirían, en el caso del transporte de carbón desde Barrancabermeja hasta Barranquilla o Cartagena, de 45.000 a 20.000 por tonelada. Hoy el recorrido de ida y regreso entre Cartagena y Barrancabermeja dura 13 días (7 días río arriba y 6 días río abajo) mientras que en condiciones óptimas de navegación ese viaje duraría solo 7 días (4 días río arriba y 3 días río abajo). Mientras en el Magdalena se navega con convoyes de 6 botes que transportan 7.200 toneladas de carga por viaje, en un calado de cinco pies, en ríos similares de otros países se navega con convoyes de 15 botes con 18.000 toneladas por viaje con calados de hasta 12 pies.

Siga bajando para encontrar más contenido