Empresarios le toman el pulso económico a América Latina

Cada año, la Asociación de Cámaras de Comercio de Estados Unidos en América Latina (Aaccla, por sus siglas en inglés) realiza un sondeo entre sus afiliados en todo el continente que resultan siendo una útil radiografía empresarial.

POR:
marzo 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-20

En el tercer trimestre del año pasado, las 23 Cámaras del continente que agrupan a cerca de 20.000 compañías que generan más del 80 por ciento de la inversión estadounidense en la región, se dieron a la tarea de tomar el pulso empresarial del vecindario. La primera pregunta a la que se enfrentaron fue: ¿cuál consideran que debe ser la prioridad de la administración de Barack Obama en Latinoamérica? Un 41 por ciento de los sondeados señaló que promover los tratados de libre comercio y la integración económíca debería ser el primer punto en la agenda del Presidente estadounidense. En segundo lugar, con un 20 por ciento, está la necesidad de promover la democracia y el Estado de Derecho, mientras que un 16 por ciento señaló que la prioridad debe estar enfocada a defender la seguridad y combatir al narcotráfico. Según los resultados, un 65 por ciento considera que la percepción sobre Estados Unidos mejorará con la llegada de Obama a la Casa Blanca, un 26 por ciento dice que se mantendrá y tan sólo un 4 por ciento considera que empeorará. Los empresarios también dejan entrever que están confiados en que la recuperación de la región. Un 67,6 por ciento de los encuestados cree que América Latina saldrá este año de la crisis, mientras que un 32,4 por ciento es menos optimista y todavía no ve la luz al final del túnel. En cuanto al crecimiento económico, un 17,9 por ciento de los encuestados opina que su país crecerá en 2010 por encima del 2 por ciento, mientras que un 26,8 por ciento espera que la expansión esté entre 1 y 2 por ciento. Los empresarios también revelaron cuáles son sus mayores temores en la región. Un poco más de la mitad (56,3 por ciento) indicó que la crisis económica es la mayor amenaza; un 20 por ciento le teme a la inestabilidad política, mientras que un 9 por ciento señala que la competencia con empresas controladas por el Estado es la mayor amenaza. Además, un 47 por ciento considera que en los próximos cuatro años, el populismo y el autoritarismo aumentarán en la región, situación que, según los propios empresarios, podría afectar la aprobación de tratados de libre comercio. Las amenazas a la democracia también fueron sondeadas. La corrupción (34 por ciento) lidera el listado, seguida por la falta de educación (20 por ciento), la intervención de líderes populistas extranjeros (15 por ciento), la violencia (13 por ciento) y por la inequidad en la distribución de los ingresos (13 por ciento). Los números de Colombia Un 37,5 por ciento de los encuestados creen que el PIB de Colombia crecerá este año entre 0 y 1 por ciento; un 29,17 por ciento considera que aumentará entre 1 y 2 por ciento; mientras que un 25 por ciento apunta a que será entre 0 y -1 por ciento. Por otra parte, un 88,33 por ciento espera que América Latina se recupere este año de la crisis. En cuanto a las prioridades que debe tener el presi- dente Barack Obama con respecto al país, un 65,22 por ciento señaló que de- bería centrarse en la apro- bación del Tratado de Libre Comercio, mientras que en segundo lugar quedó el fortalecimiento de la de- mocracia (11,59 por ciento). En otro apartado, un 50,72 por ciento cree que en los próximos cuatro el autori- tarismo en Colombia crecería, un 13 por ciento dice que caerá y 28 por ciento que se mantendrá. Proyecciones petroleras En septiembre del año pasado, cuando se realizó la encuesta, el precio del barril de petróleo WTI cerró el mes en un promedio de 69,4 dólares. A la pregunta, ¿cuál cree usted que será el precio del barril de crudo en un año?, un 14 por ciento señaló que caería entre un 0 y un 15 por ciento. Por su parte, un 55 por ciento consideró que el ‘oro negro’ en el mercado de Nueva York subirá su cotización entre 0 y 15 por ciento, mientras que un 21 por ciento apuesta a que el barril subirá entre 15 y 30 por ciento. En la sesión de ayer, el barril de crudo en Nueva York cerró a 80,68 dólares, tras caer un 1,9 por ciento. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido