Empresarios paisas piensan que RSE mejora competitividad

El ‘boom’ de la Responsabilidad Empresarial ha impactado a muchos empresarios de la importancia de la misma en el bienestar de la sociedad y del medio ambiente, así como en la productividad de la región.

Biblioteca España

Archivo Portafolio.co

Biblioteca España

POR:
agosto 23 de 2012 - 05:52 a.m.
2012-08-23

El Grupo de Historia Empresarial de la Universidad EAFIT de Medellín, liderado por Gina Giraldo Hernández, quien entrevistó a 130 empresarios de 116 corporaciones antioqueñas, encontró que muchos empresarios están dando el salto del cambio de un concepto de la Responsabilidad Socialcomo una inversión ya no como un costo y comienzan a medir su impacto tal como se miden las inversiones económicas.

El 30% de los encuestados piensan que la Responsabilidad Social Empresarial es un factor de competitividad y consideran que ello es así porque mejora la reputación; el 18% creen que aumenta su compromiso con los empleados y el 17% que permite satisfacción al cliente.

El 14% de los empresarios paisas piensan que la RSE contribuye a mejorar los resultados; el 13%, que es un factor diferenciador; el 10% consideran que facilita la acreditación internacional; otro 10%, que mejora la confianza de diferentes grupos de interés, y sólo un 8% creen que mejora la relación con la comunidad; pero un 4% consideran que no influye en la competitividad, y apenas un 4%, que contribuye al desarrollo equilibrado del ambiente.

Los investigadores de EAFIT observaron que ya un buen porcentaje comienza a formular el tema en sus estrategias frente a todos los grupos de interés.

El ejercicio de la RSE se concentra en algunos grupos de interés: empleados, comunidad y medio ambiente. “Hasta ahora laRSE no era una estrategia central que garantizara la gestión empresarial, pero a partir de ahora comienza a serlo”, concluye Giraldo Hernández.

NUTRESA, LÍDER MUNDIAL

Un claro ejemplo es el grupo antioqueño empresarial Nutresa, una organización socialmente responsable que ha logrado impregnar toda su operación, de principio a fin, con acciones socialmente responsables, desde los procesos administrativos, hasta los de diseño y elaboración de sus productos y el contacto con todo tipo de comunidades.

Nutresa, que maneja su negocio alimenticio en 11 países con 26.000 empleados, ha recibido múltiples premios nacionales e internacionales por diversas razones como su buena gerencia, su crecimiento, el respeto a las poblaciones impactadas con su gestión y por su responsabilidad social.

Esta organización creó el Centro de Investigación Corporación Vidarium, el cual cuenta con la asesoría y el acompañamiento del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias). Fue creado para hacer investigación en salud, nutrición y bienestar,  y realiza investigación básica y aplicada.

Vidarium tiene un grupo de asesores como Ángela Restrepo, directora científica de la Corporación de Investigación Biológica (CIB); Gustavo Valencia Restrepo, PhD, asesor de innovación de la Universidad Nacional y de Colciencias; José Luis Villaveces, vicerrector de investigación de la Universidad de los Andes, y Juan Francisco Miranda, exdirector de Colciencias.

Asignó $36.000 millones para desarrollar cinco programas de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I).

Desde allí innova con productos más sanos y nutritivos que lo hagan más competitivo y a la vez contribuyan a mejorar la salud pública, gracias a lo cual las ventas totales de la compañía en el año 2010 fueron de $4,5 billones.

Una de las innovaciones fue la pasta con hierro, ácido fólico y omega 3; otra el jamón ya no sólo bajo en grasa, sino también en sodio, y una bebida achocolatada a la que adicionaron vitaminas y minerales para la población infantil, sin alterar la textura, el sabor ni el precio.

Investigan además el síndrome metabólico de la población adolescente junto con la Universidad de Antioquia.

"La I+D+I en el Grupo Nacional de Chocolates es por convicción un aspecto muy importante de nuestra vida empresarial; nos ha llevado a pensar diferente, a buscar un mejoramiento constante y está integrado en la visión de nuestros equipos", dice el presidente del Grupo, Carlos Enrique Piedrahíta, quien ahora además es uno de los miembros del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de Colciencias, nombrado por el presidente Juan Manuel Santos en ese cargo.

Más allá de la ciencia Nutresa tiene un etiquetado de los alimentos sencillo, claro y coherente, así como declaraciones sobre las propiedades relacionadas con la salud basadas en pruebas científicas.

La publicidad de sus marcas cumplen con los principios de responsabilidad, honestidad, veracidad y leal competencia: Autorregulación publicitaria; Publicidad dirigida a niños e Información de etiquetado sobre los productos.

Manejan programas de bienestar y salud ocupacional de las diferentes compañías para la promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

EPM con políticas claras

Otra organización que maneja altos estándares de RSE  es Empresas Públicas de Medellín (EPM), la cual tiene unos “compromisos de origen obligatorio o voluntario que asume en su relación con los grupos de interés conservando como objetivo central la sostenibilidad”.
Allí existen compromisos de origen obligatorio: inherentes al objeto social y a la ley. Asumen que estos son la base de la gestión socialmente responsable y una señal de transparencia a la sociedad en general.
Hay otros compromisos de origen voluntario: potestativos, relacionados con el objeto social que inciden favorablemente en los grupos de interés interdependientes.
En EPM la sostenibilidad es el conjunto de condiciones económicas, sociales y ambientales que favorecen el beneficio mutuo empresa-sociedad.

La política de RSE para EPM es un eje en el Grupo Empresarial, aprobada por junta directiva el 1° de septiembre de 2009 para la matriz, y ha sido adoptada por las diferentes juntas de las empresas del Grupo.
EPM es uno de los grupos empresariales pioneros en Colombia en el desarrollo de una RSE seria y coherente. Adhirió a la iniciativa del Pacto Global el 14 de junio de 2006 y está comprometida, desde su rol de prestador de servicios públicos básicos, con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
Como adherentes han reportado comunicaciones de progreso en su gestión, publicadas en: www.unglobalcompact.org. Forman parte de la Red Colombiana del Pacto Mundial como una de las empresas financiadoras.

CASO DE ÉXITO

Hospital San Vicente

Sector: salud

La historia de San Vicente Fundación data de 1913 cuando nació el Hospital Universitario, creció con el Hospital Infantil en 1961, dio origen a Corpaul en 1973, apoyó la consolidación del Instituto de Alta Tecnología Médica desde 1992 y se consolidó en el siglo XXI con la inauguración de sus centros especializados en 2011. Es, en definitiva, una gran muestra del interés por ayudar a los demás de los antioqueños, benefactores que hasta le heredaban sus bienes al morir, siguiendo el ejemplo del fundador; pero también a una incansable gestión social de colectas públicas para esta entidad que forma parte del patrimonio de Antioquia.

Apunta su director, el doctor Julio Ernesto Toro: “Hasta 1996 la institución dio pérdidas y siempre vivía al ‘debe’. Pero salimos de la mala situación, primero, porque siempre nos esmeramos por gastar adecuadamente y ahorrar: de más de $250.000 millones que movemos al año, cualquier 1% que ahorremos es mucha plata, y hace tiempo nos propusimos una reserva para una contingencia. Adquirimos insumos y tecnología a los mejores precios. Aquí somos juiciosos y transparentes, tenemos claro que los recursos no son de nosotros sino de la comunidad, y esas cosas son las que han dado credibilidad al Hospital”.

Además, haciendo honor a la misión de los fundadores, el Hospital materializa su responsabilidad social como directriz estratégica mediante varios programas: para garantizar el acceso al derecho a la salud, subsidiando cada año a personas de bajos recursos económicos que no pueden pagar servicios de salud, con más de $5.470 millones.

Y siempre atento a satisfacer sus necesidades, en 1973 empezó a funcionar dentro del Hospital una planta de sueros y soluciones intravenosas, que dio inicio a la farmacéutica Corpaul.

Esta corporación realizó además otras actividades orientadas a la consecución de recursos para la obra social del Hospital: recolección y comercialización de material reciclable, administración de propiedad raíz y parqueaderos, planta de esterilización de dispositivos médicos y unidad de gestión ambiental (tiene una estación de transferencia de aceites usados y en alianza con la Cooperativa Recuperar inauguró hace poco la planta de procesamiento de plásticos Sinerplas).

También ha sido gran patrocinador de otros proyectos como el hecho en 1992, donde apoyó  la creación de un centro de diagnóstico con tecnología de punta para las clínicas y hospitales de Medellín. Allí fue socio fundador del Instituto de Alta Tecnología Médica (IATM), pionero en el desarrollo de la resonancia magnética en Colombia.

El Hospital Universitario de San Vicente Fundación ha participado con aportes invaluables en materia académica, tanto en Antioquia como en el resto del país, y ostenta el récord de haber realizado más de 4.000 trasplantes renales, destacándose la calidad y los resultados obtenidos, con el seguimiento de rigurosos protocolos y el aumento en la sobrevida de los pacientes.

Hoy es la institución hospitalaria más grande del país con acreditación en salud por sus 99 años de existencia, por tener en servicio más de 650 camas en 131 servicios, por el número de personal asistencial y administrativo (más de 3.200 personas), por la atención anual médico-clínica y social a más de 235.000 personas cada año, así como por la realización de más de 16.000 cirugías anuales y más de 121.000 consultas especializadas.

San Vicente Fundación tiene las siguientes marcas:

• Hospital Universitario de San Vicente Fundación

• Hospital Infantil de San Vicente Fundación

• Centros Especializados de San Vicente Fundación

• Corpaul

• IATM

Siga bajando para encontrar más contenido