Empresas brindan asesoría en compra de arte | Finanzas | Economía | Portafolio

Empresas brindan asesoría en compra de arte

En menos de un mes, la casa de susbastas más importante del mundo Christie’s, le tomará nuevamente el pulso al mercado del arte latinoamericano.

POR:
mayo 09 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-09

De acuerdo con la publicación de la revista Arte para Fanáticos, artistas como Botero, Lam, Tamayo, Rivera entre otros serán el centro de atracción y los Fondos de inversiones privadas serán protagonistas. De acuerdo con la revista, aunque la asesoría en compra de arte era parte de la oferta de algunas de las grandes instituciones financieras a sus clientes de banca privada, en el último año, treinta nuevas empresas entraron al mercado, colocando las obras de arte en los portafolios de los fondos de inversión. Leonard N. Stern de la Universidad de Nueva York y uno de los creadores del índice de arte Moses/Mei, que mide el comportamiento financiero de las obras, afirmó que “En los últimos 50 años, el arte, incluso, ha superado a la bolsa en Estados Unidos, con retornos anualizados de 12,6 por ciento, frente a un 11,7 por ciento de Wall Street. Ambos indicadores superaron a los bonos a 10 años y a los papeles a 90 días, cuyos retornos fueron 6,5 por ciento y 5,4 por ciento respectivamente”. Las nuevas empresas, lideradas por Artvest, con sede en París, la bostoniana Fernwood Art Investments y el Fine Art Fund, cuya oficina principal está en Londres, tienen un sistema de inversión similar al de Wall Street: intentan valorar el mercado examinando factores que van desde los movimientos de tasas de interés, hasta modelos estadísticos que analizan minuciosamente las tasas de rendimiento del conjunto de la obra de un artista concreto en comparación con el de sus competidores, incluyendo mediciones de popularidad tanto de la obra como del artista de acuerdo al número de ventas. En Colombia, eventos como ArtBo y el trabajo de las galerías, han dado un nuevo impulso al mercado. Las galerías tienen líneas de financiación para sus clientes y bancos como el Unión y el de Bogotá, presentaron líneas de crédito exclusivas para obras de arte que, aún sin tener un amplio despliegue publicitario, ya muestran un crecimiento interesante que abre la brecha para los que ven el arte como una inversión a largo plazo. Algunos ejemplos: 100 dólares invertidos en 1997 en una obra de Robert Rauschenberg, tienen hoy un valor promedio de 214. Pero hagamos un análisis más cercano. En los sesentas, una pintura de Fernando Botero costaba cuatro mil pesos. No hubiera estado mal invertir esa cifra, gozarla por treinta años y tener hoy una cifra cercana a los mil millones de pesos con el beneficio extra de haber disfrutado de uno de los pintores contemporáneos más importantes del mundo, colgado en una de las paredes de su casa. Los compradores, además, tienen gracias al Internet nuevas herramientas para comparar precios y ver el comportamiento del mercado. Páginas como Artprice.com entregan a sus usuarios análisis económicos de los artistas más importantes al tiempo que entregan indicadores, detalles de la cotización, y próximas subastas. Dos veces al año, las subastas internacionales de mayor repercusión miden el comportamiento del arte latinoamericano en términos económicos. Los grandes autores consagrados siguen siendo los que más se cotizan, pero empiezan a aparecer artistas emergentes. Como en la bolsa, los inversionistas que toman altos riesgos, pueden poner su ojo en los nuevos artistas mientras que los más conservadores seguirán atados a los consagrados.

Siga bajando para encontrar más contenido