Empresas con ejecutivos golfistas se cotizan mejor

Se ha dicho que grandes negocios se han hecho en un campo de golf, donde, de hoyo en hoyo, se ajustan los detalles de la transacción. Comprobarlo no ha sido fácil, pues las minucias solo las conocen los pocos que comparten el gusto por este deporte.

POR:
noviembre 27 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-27

Sin embargo, se acaba de publicar un estudio en España, según el cual la cotización en bolsa es más elevada en aquellas compañías con ejecutivos que practican el golf. Estas empresas presentan mejores indicadores bursátiles en el Mercado Continuo madrileño, con un efectivo positivo mayor en directivos con un alto nivel de juego (en golf, handicap bajo). Rafael Cortés Elvira, ideólogo de este proyecto y rector de la Universidad Camilo José Cela, que adelantó el trabajo patrocinado por la empresa Xoleussyo, dice que “es un estudio con cierta provocación. No hay causalidad ni conclusiones. Eso, con el tiempo lo harán otros”. El rector ironizó: “Me quedo con esta cita: el golf y la empresa están conectados, pues en la bolsa hay que llevarse muchos palos”. No obstante, el estudio presenta un apartado final de conclusiones. Los valores que atesora el golf son como un entrenamiento en habilidades directivas: visualizar la jugada, fuerza de voluntad y disciplina, control de las emociones, firmeza mental, constante autoaprendizaje, confianza en sí mismo y pensamientos positivos. La investigación analizó 131 empresas que cotizan en Bolsa, de las que 35 lo hacen en el Ibex, y una base de datos de 467 principales directivos, consejeros delegados, presidentes o directores generales o financieros. El 15 por ciento de los directivos analizados (70), son jugadores de golf, que representan a 62 empresas. En las 69 compañías restantes no hay ejecutivo importante alguno que esté federado en este deporte. Analizados los indicadores bursátiles de las 131 empresas, el estudio demuestra que son más favorables en las compañías que poseen ejecutivos que juegan al golf con asiduidad, lo que tiene un mayor efecto positivo cuanto mejores son los handicap de juego. “Estos datos lo que facilitan es abrir la puerta a otro tipo de investigaciones”, aseguró en relación con la causalidad Carlos Rodríguez Braun, catedrático de Historia del Pensamiento Económico en la Universidad Complutense de Madrid e invitado también a la presentación de un trabajo que aproximó, por primera vez en España, al golf con la empresa y el mercado bursátil. Las empresas norteamericanas son reacias a contratar a directivos-golfistas, pues, a su juicio, “se escapan en cuanto pueden a jugar”, en una actividad que, fundamentalmente, lo que requiere es mucho tiempo. Efe.

Siga bajando para encontrar más contenido