Empresas francesas quieren reconstruir a Libia

Cerca de 400 empresas francesas participaron ayer en un seminario organizado por la principal patronal del país y por la cámara de comercio franco-libia, con el objetivo de informarse sobre los proyectos de inversión en ese país.

POR:
septiembre 07 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-07

El acto contó con la presencia del secretario de Estado de Comercio Exterior, Pierre Lellouche, que en la apertura del mismo destacó que "Francia goza de un capital de simpatía elevado ante las nuevas autoridades libias y es normal que las compañías galas se aprovechen del mismo". Los participantes, según indicó ayer el Ministerio de Exteriores, abordaron la situación en el país, la acción de la comunidad internacional, el funcionamiento del Consejo Nacional libio de Transición (CNT), sus recursos financieros y tanto sus previsiones como las de Francia en lo relativo a la reconstrucción. En declaraciones recogidas por el diario Le Parisien, el vicepresidente de la patronal Medef International, Thierry Courtaigne, indicó que se ha tratado básicamente de informarse sobre las perspectivas y de organizarse en cuanto a los pasos que se deben tomar. "Es un mercado que hay que ganarse", apuntó Courtaigne, según el cual los franceses deberán "ser buenos y estar a la altura de las expectativas de los libios", porque, aunque tras la reconstrucción "va a haber mucho más lugar para las inversiones privadas, también habrá mucha competencia". Entre los asistentes a la reunión, según el rotativo, destacaron representantes de empresas como el grupo franco-estadounidense de electrónica Alcatel, la eléctrica Alstom, el constructor automovilístico Peugeot o la petrolera Total. El interés por participar en la restauración de las infraestructuras ha aflorado igualmente en otros países como Italia, cuyo ministro de Exteriores, Franco Frattini, ha dicho que su país quiere mantener su posición del socio económico más importante de Libia después del derrocamiento del Gobierno que presidía Muamar Gadafi. Asimismo, se ha visto reflejado en países como China, que pese a no haber reconocido todavía oficialmente al nuevo gobierno del CNT, ha asegurado que espera "tener un papel protagonista" en esta nueva fase. Las nuevas autoridades libias han prometido que respetarán los contratos petroleros en vigor.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido