Empresas: rápido desembarco con sus ayudas para Haití; sobre planta de Argos en ese país habla alto ejecutivo

Tras una visita que hizo el fin de semana a Haití con otros directivos de su compañía, el gerente de Asuntos Institucionales de Cementos Argos, Gabriel Restrepo, se refirió a la planta en Haití.

POR:
enero 28 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-28

Luego de la visita a ese país, se corroboró que la planta no sufrió daños mayores mayores y en dos semanas estará con capacidad operativa. Solo registró agrietamientos en el edificio de oficinas, un muelle de embarque y un muro.

La paralización de actividades se debe a que la infraestructura del país está colapsada y no habría forma de distribuir el cemento o proveerse de seguros o permisos para el transporte de mercancías.

 Argos opera allí  través de la firma Haití Cement Holding, que a su vez  controla el 42 por ciento del mercado local de cemento y a la empresa Cimenterie Nationale (Cina).

Argos es accionista de Cina desde 1999 y tiene una participación en su capital social del 65 por ciento, mientras que el 35 por ciento es propiedad del estado haitiano.

El ejecutivo de Argos considera que  mirando ya sobre el terreno la planta, sus otras instalaciones y la vecindad es un milagro que no haya sufridos daños importantes, o que los empleados que laboraban el día del sismo no hayan resultados heridos o muertos.

Las oficinas, el muelle y otras instalaciones donde está la planta de Argos, a unos 30 kilómetros de Puerto Príncipe, sufrieron agrietamientos que están reparando.

"Le puedo decir que fue es un milagro porque a 500 metros la casa de un vecino se cayó y murió una persona; a dos kilómetros  quedaba la fábrica más cercana a nosotros, una de harina, y sufrió severos daños", agregó el  ejecutivo.

La tarea de la compañía se ha centrado en suministrar kit básicos de alimentos, ayuda médica y otras ayudas esenciales a los cerca de 400 empleados directos e indirectos, que si bien no sufrieron heridas están afectados pues por lo menos lo menos la mitad tuvo la muerte por lo menos de un familiar.

Sostiene que  aún se sienten temblores diarios y algunos empleados de otros países que viven la planta de inmediaciones de la cementera han preferido dormir en carpas, a pesar que las casas de las empresas para ellos no sufrieron daños.

Las armadas de México y Estados Unidos también revisaron el muelle de Argos y lo encuentran apto para el 'desembarco de tropas' en los próximos días con ayuda humanitaria de esos países y Colombia."Es uno de los pocos que está apto en el país para el descargue de barcos y lo hemos ofrecido para las ayudas", dice Restrepo.

La compañía también facilitó sus barcos y muelles en Cartagena para que la Cruz Roja lleve un cargamento de 700 toneladas de ayudas y 300 recolectadas por otras organizaciones.

Aunque la mayor parte de las contribuciones y la ayuda Argos las está canalizando a través de la Fundación Cina y su propia fundación en Colombia, está articulando tareas con iniciativas privadas como 'Antioquia Presente en la Campaña por Haití'.

Los empleados de Grupo Nacional de Chocolates, Bancolombia, Prebel, Comfenalco, Andi, Cryogas y Banacol son, para mencionar unas pocas empresas,  se han comprometido aportar un día de salario para los damnificados de Haití.

El recaudo de dinero de esa campaña
asciende a 734 millones de pesos y entidades como al Gobernación, el Metro, Eafit han ofrecido sus servicios a instancias como el gobierno de Haití y el BID.

EPM donará las redes internas y externas; Une los servicios de telecomunicaciones; Pintuco la pintura para un barrio que se construirá en la capital del país caribeño, Puerto Príncipe.

El sector financiero también se solidarizó con las víctimas del terremoto de Haití y, por ejemplo, el BBVA Colombia realizó una donación de 20 millones de pesos dirigida a los damnificados.

Dicha suma se une al millón de euros que la misma entidad destinó, desde su casa matriz en España, para la reconstrucción de la zona y la ayuda humanitaria a los sobrevivientes de la catástrofe.
 
Bridgestone, la compañía productora de neumáticos y derivados del caucho, anunció que sus filiales de Bridgestone Americas  (BSAM) se unirán a su empresa matriz Bridgestone Corporation (BSJ), con sede en Tokio, en la donación de  75.000 dólares para ayudar con los esfuerzos de recuperación, tras el terremoto.
 
Mientras que BSAM, a través del Fondo Fiduciario de Bridgestone Americas, donará 25.000 dólares para ayudar a través de la fundación Clinton Bush Haití Fund, y BSJ donará unos 27.000 dólares a través de la Cruz Roja nipona.

Siga bajando para encontrar más contenido