"Empresas que no sueñan, no logran internacionalizarse", asegura presidenta de aerolínea ecuatoriana AeroGal

Gabriela Sommerfeld Rosero tiene como una de sus metas convertir la compañía en la primera de su país, en cruzar el Atlántico y llegar a destinos en Europa, especialmente España.

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

De acuerdo con la ejecutiva, entre sus propósitos está aumentar las frecuencias, a pesar de la caída en 30 por ciento de la movilización de pasajeros por vía aérea entre Colombia y Ecuador causada por la crisis diplomática.

Sommerfeld Rosero también es una convencida de que para que las empresas logren su máximo desarrollo hay que abrirlas a nuevos inversionistas. Y aunque no hay nada definido al respecto, adelanta conversaciones en esa dirección, inclusive con inversionsistas colombianos.

La ejecutiva no deja de mostrar sus preocupación por los efectos que ha tenido sobre el turismo y el transporte aéreo la crisis diplomática colombo ecuatoriana, pero cree que se va a solucionar.

Por estos días, define las cifras de inversión en promoción y apoyo a la sucursal que abrió en Colombia el año antepasado, con el fin de incrementar los niveles de ocupación en las rutas entre los dos países.

¿Cómo ha sido la experiencia de la empresa desde que inauguró rutas a Colombia?

Hemos aprendido mucho del mercado, y la gente ha ayudado para que tengamos hoy una buena participación de viajeros entre los dos países. Aunque es mercado muy difícil, el objetivo era tener el 25 por ciento, lo logramos, y hoy poseemos el 28 por ciento.

Estamos movilizando unos 30.000 pasajeros anuales, pero la meta es crecer porque en ocupación aún no estamos donde queremos, un 75 por ciento, como todas las aerolíneas, y nos encontramos en 55 por ciento.

¿Qué inversiones harán este año en Colombia?

Sí estamos haciendo una inversión importante, pero no puedo dar números ahora.

¿Cuáles son las metas de la compañía en el corto plazo?

Queremos subir la ocupación en nuestros aviones, presentar nuevos paquetes, especialmente a través de nuestro programa Amigos y una frecuencia nueva a Medellín.

¿Qué dificultades han encontrado para operar en el mercado colombiano?

Ninguna, pero a nivel general el ingreso fue difícil porque era nuestra primera ruta internacional, aunque teníamos claro que había que abrirse a  otros mercados. Sin embargo, encontramos la forma de llegarle al corazón de la gente, aunque hace falta trabajo. Este año haremos una campaña de comunicación para que nos conozcan más.

¿Cuál ha sido el efecto de la crisis diplomática entre Colombia y Ecuador en la industria turística y aeronáutica?

Se ha sentido y el transporte de pasajeros, por ejemplo, ha caído 30 por ciento. No obstante, está en nuestras manos devolver la confianza tanto a ciudadanos colombianos como ecuatorianos para que se muevan libremente entre las dos naciones. Si bien es una crisis seria, creemos que todo se va solucionar.

¿Entre los planes de la empresa se incluye la entrada de nuevos socios?

Las posibilidades están abiertas. Conseguir los sueños solos no es posible sin abrir el capital de las compañías. La historia y la proyección de las más grandes empresas del mundo cambian cuando se abren a nuevos inversionistas.

¿Han adelantado conversaciones en ese sentido?

Hemos conversado con mucha gente, entre ellos con inversionistas colombianos. Pero por ahora no hay acuerdos definitivos.

¿Cómo ve la economía colombiana?

Es pujante y más consistente. Los inversionistas del mundo tienen puestos los ojos en Colombia porque brinda estabilidad económica, confianza, marco jurídico y está haciendo mucho por atraerlos.

¿Los afecta o favorece la revaluación del peso colombiano?

Nos favorece porque nuestra moneda es el dólar y es muy atractivo para el ecuatoriano ir a Cartagena, San Andrés, Medellín y otras ciudades. No veo más afectación que el problema político.

¿Cuál es su principal meta al frente de la empresa?

Estamos trabajando para ser la primera empresa ecuatoriana de transporte aéreo de pasajeros en cruzar el Atlántico y llegar a Europa (España). Tenemos los trámites y estamos en la consecución de las aeronaves y antes de un año podríamos cumplir ese sueño.

¿Qué nuevas aeronaves planean adquirir?

Todas nuestras aeronaves son alquiladas. Y tenemos planes de nuevas operaciones de arriendo dentro de la familia Boeing 737, pero en vez de que sean 200 pensamos en la línea 300 y 500. El valor de nuestro leasing subirá de 50.000 dólares mensuales a 250.000 dólares; tenemos una operación rentable.

¿Cómo ha impactado el alza de los combustibles los costos de AeroGal?

Dentro de Ecuador, no nos afecta sustancialmente, porque tenemos un subsidio, pero a nivel internacional se traslada al pasajero para no dar pérdidas. Luego los precios nos podrían afectar si hay menos demanda en la industria por esa situación.

¿Hay las garantías en su país para operar en el negocio aeronáutico?

El apoyo del Gobierno al transporte aéreo y el turismo es irrestricto. El presupuesto anual para promoción subió de 7 a 24 millones de dólares porque son ejes del crecimiento económico. El Gobierno también nos informa y revela las  políticas sobre acuerdos bilaterales, y consulta a la industria para la toma de decisiones sobre dichos temas.

¿Cuándo retomarán la ruta a Miami?

Esperamos que en diciembre de este año. Tuvimos que suspenderla por que nos incumplieron la entrega de aeronaves que estuvieron negociadas desde agosto del año pasado. No obstante, pero estamos en la ubicación de aviones en el mercado internacional.

¿Cuál es su llamado a los colombianos y ecuatorianos para que se incrementen los viajes entre los dos países?

Las relaciones las hacemos las personas de los dos países, que a través del transporte aéreo nos permite en poco tiempo llegar a lugares hermosos de las dos naciones.

Quién es Gabriela Sommerfeld Rosero

Es graduada en Finanzas y Mercadeo en la Universidad de San Francisco de Quito e hizo una maestría en Administración de Negocios en el Tecnológico de Monterrey (México). 

Se inició en AeroGal como jefe de publicidad, luego como gerente de mercadeo, desde donde fue promovida a presidenta de la aerolínea. Le gusta practicar el sky acuático con sus dos hijos.

También va al gimnasio diariamente a practicar pilates y spinning. Pero su gran afición son los viajes. El gran reto personal es que sus hijos se realicen profesionalmente y que como seres humanos tengan un profundo sentido humano y social.

Siga bajando para encontrar más contenido