Empresas de UE pueden negar empleo a fumadores

La Comisión Europea estima que una empresa puede negarse a contratar a un fumador sin ser acusada de discriminación, lo que ha provocado preocupación por parte de los sindicatos e incluso de los no fumadores.

POR:
agosto 09 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-09

El debate se abrió el sábado, cuando el diario británico Financial Times publicó que una empresa irlandesa buscaba empleados en un anuncio en el que pedía a los fumadores abstenerse de postularse. La eurodiputada británica Catherine Stihler preguntó entonces al comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, si la legislación europea autoriza este tipo de exclusión. Negar el empleo a un fumador porque fuma no está “contemplado en la legislación europea contra las discriminaciones”, precisó Katharina von Schnurbein, portavoz de Spidla. “La legislación antidiscriminación europea prohibe la discriminación basada en el origen racial, étnico, por minusvalía, edad, orientación sexual y religión”, respondió el comisario al diario británico. “Un anuncio de empleo que pida abstenerse a los fumadores no entraría en ninguna de las justificaciones de prohibición ”, dijo Spidla. Pero la portavoz europea apuntó ayer que “no tiene ningún sentido decir que la UE autoriza a negar un empleo a los fumadores, ni que pensamos que es aceptable la discriminación de los fumadores”. Concluyó que “cualquier otra forma de discriminación” debe ser determinada por cada país de la Unión Europea (UE). Según el diario, el gobierno irlandés también ha estimado que el anuncio de empleo no infringe ninguna ley irlandesa. Para Tom Jenkins, consejero del secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), “la Comisión Europea tiene toda la razón de decir que la legislación europea sobre no discriminación no dice nada sobre las prácticas individuales de los fumadores”. Pero “no creo que porque no esté en el Tratado (europeo), se pueda hacer cualquier cosa”, apuntó. “Se podrá no contratar en el futuro a personas en razón de su peso, el color del pelo o su atuendo, ya que estas características no están contempladas" en la legislación?, se pregunta Fulvio Fammoni, responsable del CGIL, el primer sindicato italiano. “Juzgar a un empleado porque en su casa (...) fuma un cigarrillo o bebe una copa es una forma de ataque a la vida privada y de discriminación”, estima por su parte Jean-Claude Quentin, dirigente del sindicato francés Force Ouvriére. El ejecutivo europeo lleva a cabo una amplia campaña antitabaco. AFP

Siga bajando para encontrar más contenido