Encontrón entre Colombia y Brasil

Encontrón entre Colombia y Brasil

POR:
marzo 24 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-24

En un hecho sin precedentes dentro del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se caracteriza por ser un organismo con un elevado manejo diplomático, la representación colombiana en la entidad se encuentra en este momento vacante y no propiamente por decisión del país, sino por una injerencia no prevista por parte del representante de Brasil en el Fondo. La ex viceministra de Hacienda, María Inés Agudelo, quien hasta febrero pasado era la representante de Colombia ante el FMI, hoy no ocupa su cargo porque su colega brasileño, Paulo Nogueira Batista Jr., le exigió que se fuera e incluso le dio un plazo perentorio de 24 horas para hacerlo. La irregular situación fue denunciada por el ex ministro de Hacienda, Rodrigo Botero Montoya. Y es que generalmente, estos cargos, que tienen carácter diplomático, son designados por los gobiernos de cada país y por eso la salida de Agudelo ha generado indignación, pues Nogueira Batista no sólo la retiró del puesto, sino que además le envió una carta a José Darío Uribe, gerente del Emisor y gobernador del FMI por Colombia, pidiéndole hojas de vida con el posible reemplazo de la ex ministra, quien estaba en el puesto desde inicios del 2007. Debido a que el FMI es una organización en la que están casi todos los países del mundo, se decidió reunirlos por grupos para que éstos escogieran a un funcionario que los representara ante el directorio ejecutivo del organismo multilateral, que es el responsable de administrar los negocios del Fondo. El grupo en el que se encuentran Colombia y Brasil es de nueve países y el puesto de director ejecutivo lo tiene Brasil (dado que es la nación del grupo con más votos en el Fondo) y el de director alterno es para Colombia (segundo país con más votos). (Ver gráfico). Nogueira Batista decidió sacar a Agudelo sin aviso previo y además de forma grosera, situación que ha tomado por sorpresa a las autoridades colombianas, que son las que tienen potestad sobre sus funcionarios en el exterior. PORTAFOLIO intentó comunicarse con el funcionario brasileño para conocer su versión de los hechos, pero hasta el cierre de esta edición no había respondido. Nogueira Batista es un controvertido economista brasileño, que antes de ocupar su cargo en el FMI, era profesor de la Fundación Getúlio Vargas de Sao Paulo. Su designación en el organismo multilateral generó polémica pues se le identifica como un economista heterodoxo, que ha criticado duramente la globalización y que por ende se ha opuesto a la creación del Área de Libre Comercio de las Américas (conocida como Alca). Justamente el perfil opuesto de las políticas de un ente que como el FMI promueve la ortodoxia económica. Agudelo, por su parte, tuvo una exitosa gestión en el Ministerio de Hacienda, hasta alcanzar el cargo de viceministra cuando Alberto Carrasquilla era el jefe de esa cartera. En el 2006 salió del país para representar a Colombia ante el Banco Mundial y luego pasó al FMI en reemplazo de Roberto Steiner. Nogueira Batista decidió sacar a Agudelo sin aviso previo y además de forma grosera, situación que ha tomado por sorpresa a las autoridades colombianas. En el grupo en el que se encuentran Colombia y Brasil es de nueve países y el puesto de director ejecutivo lo tiene Brasil y el de director alterno es para Colombia.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido