Encuesta de elempleo.com reveló que entre compañías y universidades hay una brecha muy grande

Formación de los trabajadores ser insuficiente para responder a exigencias empresariales. El estudio revela que el diploma universitario no es garantía de saberlo todo diploma universitario

POR:
noviembre 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-14

Además, concluyó que una de las mayores preocupaciones de las instituciones de educación superior es que sus egresados tengan la capacidad de desenvolverse satisfactoriamente en el mundo laboral, de manera que puedan garantizar no solo el ingreso al mercado, sino también el mantenimiento dentro del sistema productivo y el ajuste a las condiciones empresariales.

La consulta virtual enviada por elempleo.com a 3.000 profesionales y 4.000 empresas mostró que el 40 por ciento de las compañías encuestadas afirma que sus colaboradores no están lo suficientemente preparados para responder a exigencias particulares, el 34,3 por ciento considera que la mayoría de las veces son capaces de hacerlo, mientras que el 14,3 por ciento cree que en pocas ocasiones.

Solo el 11,4 por ciento asegura que la educación de sus empleados es apropiada para el cumplimiento de las tareas.

En contraste, el 60 por ciento de los profesionales que participaron en el estudio dice tener una formación académica que permite desempeñarse adecuadamente, el 24,6 por ciento se ajusta la mayoría de oportunidades y el 3,1 por ciento en pocas situaciones.
El 12,5 por ciento admite no estar ampliamente instruido para afrontarlas.

Para Gonzalo Vargas Salamanca, analista comercial de elempleo.com, en la universidad se adquieren conocimientos concretos cuya aplicación se dificulta en los contextos reales de las organizaciones, pues la metodología manejada en las aulas no alcanza a estar al día con lo que se necesita al interior de las empresas.

Rodrigo Cid, consultor de Altos Ejecutivos en coaching, quien además ejerció como maestro y funcionario a la vez, afirma que la universidad ha permanecido muy lejos de la vida empresarial.

"Se hacen prácticas, pero las instituciones no consultan las necesidades reales del mercado laboral. Entonces, cuando llegan a una organización hay que reentrenarlos, no es tanto capacitarlos", sostiene.

A su juicio, la formación colombiana es buena y a los jóvenes les va bien estudiando fuera del país, sin embargo, insiste en que hay una dicotomía entre la educación y la práctica laboral. Hoy el mercado es más exigente: se requiere carrera, especialización, ojalá máster y saber hablar por lo menos dos idioma, para arrancar.

"No soy amigo de los títulos, sino del entrenamiento. Más grave me parece que las universidades vivan encerradas. Son pocos los decanos que pertenecen al mundo empresarial".

Alexander Bonilla, gerente de Competencia Humana, sin embargo, agrega que en el mercado laboral es común que las organizaciones pidan gente con experiencia para los cargos más calificados y profesionales para los operativos.

Siga bajando para encontrar más contenido